Cayuco

Enrique Muñoz González

 

“Quejarse es el pasatiempo de los incapaces”.

Hugo Ojetti

 

OXIGENAN INDUSTRIA DE LA RECLAMACIÓN

 

El lunes la ex diputada local del PRD, Verónica Pérez Rojas intentó oxigenar la industria de la reclamación, que tanto daño hizo a Tabasco y a Pemex hace tiempo, propiciando que muchas inversiones de la empresa se fueran a otras ciudades, al no encontrar el ambiente propicio para hacerlo en la entidad; afortunadamente se ha podido cambiar de estrategias, no es con protestas callejeras, bloqueos a instalaciones, como podrá darse el entendimiento en la solución de conflictos, pero ahora quieren regresar al pasado.

En octubre del 2013 sucedió un percance en instalaciones del Campo Sen en Nacajuca, explotó el Pozo Terra 123, pasando varias semanas para poder controlarlo, ocasión propicia que encontró la entonces  diputada  Pérez Rojas para sacar raja politíca en todo esto. A la fecha no ha logrado su objetivo, que es dinero a la mano de Pemex, porque se procedió a realizar un programa integral de apoyo a las comunidades, el cual ya se llevó a cabo, pero la insistencia de esta persona es buscar dinero y notoriedad para una candidatura.

Verónica Pérez Rojas ha encabezado plantones en la Pirámide de Pemex, en las oficinas ubicadas en el Fraccionamiento Carrizal, en el mismo lugar del siniestro, manipulando a placer a los pobladores, diciendo incluso que por esa explosión del Terra 123, hay daños a comunidades de Cunduacán, Jalpa, además de Nacajuca, algo que no ha sido reconocido por las autoridades de Pemex, al no encontrarse indicios de que asi haya ocurrido.

El caso es que el lunes regresó a las protestas callejeras Pérez Rojas, pero lo hizo engañando a la gente, a quienes organizó con tiempo para que entre todos se cooperaran para el transporte, al decirles que vendrían a cobrar. No se vale que ande jugando con la necesidad de tanta gente, porque entre los cientos de personas que vinieron a marchar, en honor a la verdad, son muy pocos quienes pudieron tener afectaciones en sus viviendas y sembradíos, los cuales se supone ya fueron atendidos en su momento por Pemex.

Desde que ocurrió el siniestro, Verónica Pérez Rojas ha querido chantajear a Pemex, incluso siendo diputada nadie de los integrantes de su bancada la apoyaron cuando realizó un bloqueo en la Pirámide de Pemex, haciéndoles un reproche, pero nadie se inmutó, al darse cuenta que se trata de un asunto con fines específicos, que es sacarle dinero a la empresa petrolera.

Lo que llamo la atención ahora que reapareció el lunes, es que se hiciera acompañar de tres guaruras, quienes estuvieron en todo momento obstaculizando el trabajo de reporteros y fotógrafos. Trae una actitud prepotente, y de esa manera será difícil pueda encontrar respuesta a las exigencias que tiene; de hecho, para tratar de apaciguar la inconformidad de los asistentes, dijo que se iba a entregar un documento para pedir una mesa de trabajo y revisar la situación sobre lo que acontece entorno al Terra 123.

El 15 de febrero del 2015, Pemex dijo que el incidente en el pozo Terra 123, no se considera explosión sino fuga descontrolada, por lo que no proceden las demandas de cerca de 48 mil pobladores de la zona, a excepción de las de ocho cooperativas pesqueras y 131 ganaderos a quienes ya se les hizo la indemnización correspondiente. En esa fecha Bernardo Bosch explico que la resolución se da de acuerdo a la información recabada por técnicos especializados en 80 localidades de Cunduacán, Jalpa y Nacajuca.

Se informó que en las inspecciones técnicas de campo que se efectuaron durante la atención de las reclamaciones, evidencia que los fenómenos meteorológicos e inundaciones han afectado directamente a las viviendas de los habitantes, por lo que Pemex no pagará afectaciones por fisuras ni hundimientos en los suelos. A la vez, se descarta también la contaminación de los cuerpos de agua que pudiera haber causado afectación a las actividades pesqueras y agropecuarias. De hecho el pozo ya fue cerrado.

Siendo diputada local por el PRD, Pérez Rojas buscó aliarse con el PVEM, participó por ese partido como candidata a diputada federal en el 2015, sin éxito, considerando que por la vocación ecológica de ese partido, iba a encontrar respaldo, no fue así, debido a que solamente tendría respaldo haciendo las protestas de manera institucional, al no compartir la estrategia de hacer movilizaciones. Ahora se dice, busca el cobijo en Morena para ver si le dan el respaldo que busca, en su interés de sacarle dinero a Pemex.

La estrategia de Pérez Rojas de revivir la industria de la reclamación es fallida, sobre el asunto ya hubo un dictamen y se determinó a quienes se les indemnizaría, lo que haga de ahora en adelante, es la manera de buscar reflectores para ser nombrada nuevamente candidata a diputada, quiere fuero para seguir en esa estrategia de chantajear a la industria petrolera nacional. Lo único que logró el lunes, fue el repudio de la población al propiciar enorme caos vial por donde anduvo marchando.

No hay que olvidar cuando hizo el bloqueo en la Pirámide de Pemex, donde se habían anotado en una lista hasta personas que no fueron afectados, se filtró un audio donde Verónica Pérez Rojas hacía la exigencia de 25 mil pesos a la mano para cada manifestante que había en ese momento y se retiraban. Sobre esta versión, la ex diputada no lo pudo negar, culpando al entonces Secretario de Gobierno, de haberlo filtrado.

LA PIRAGUA

Candelario Pérez Alvarado y Juan Manuel Fócil abrieron fuego amigo contra Marcos Rosendo Medina, parece que quisieran quemarlo en leña verde por sus recientes declaraciones, que son una autocritica a la gestión gubernamental. Lo que llama la atención es que antes, en los cuatro años que lleva la actual administración el dirigente y el diputado local, no hacían esa férrea defensa que ahora muestran.

COMPARTIR