Cayuco

Enrique Muñoz González

 

“El INE es un peligro para México. El

INE es una institución secuestrada

por los partidos políticos”.

Sergio Aguayo

 

ARBITROS ELECTORALES SIN CREDIBILIDAD

 

En un grave problema de credibilidad se encuentran metidos los integrantes del INE, por no actuar con la ley en la mano sobre el proceso electoral de Coahuila y Estado de Méjico, donde es evidente todos rebasaron el tope de gastos establecidos, pero quieren evitar sancionar a los involucrados, poniendo en riesgo la imparcialidad de sus actos en el proceso electoral del 2018, por lo que ya hay organismos pidiendo la renuncia de todos los consejeros.

 

Lo ocurrido en Coahuila y Edomex está documentado, hay severas anomalías que se deben sancionar, siendo una de ellas anular las elecciones para que se tenga un nuevo proceso extraordinario a la brevedad, pero a Lorenzo Córdova, junto a los demás consejeros electorales del INE le tiemblan las corvas para actuar, poniendo en riesgo la independencia que como organismo autónomo deben tener, pero tal parece siguen instrucciones precisas desde Bucarelí, no hay otra explicación de ese sospechoso proceder.

 

Este escándalo pone en entredicho al INE, cuando se supone es de los pocos organismos en los cuales confía la ciudadanía, pero con todo el cochinero que buscan tapar, para beneficiar a los gobernadores electos del Estado de Méjico y Coahuila, ambos del PRI, dejan de manifiesto que obedecen a intereses ajenos a los del Instituto, por eso les han pedido sus renuncias, seguramente no lo harán, pero ya manchan la reputación que cómo árbitros de la contienda más importante que se espera en el 2018, van a tener.

 

Hay un movimiento que se llama Ahora, lo encabeza Emilio Álvarez Icaza, no se fueron con rodeos, exigieron las renuncias de todos los consejeros electorales del INE, no garantizan la imparcialidad, mucho menos la objetividad, que están obligados a brindar; los califica de incapaces para garantizar la realización de elecciones libres y equitativas en 2018, en donde se elegirá un nuevo presidente, se renovará el Congreso de la Unión y elegirán gobernadores, además de Congresos locales y alcaldías.

 

En su exigencia, Álvarez Icaza expresa se debe cesar de inmediato a Eduardo Gurza Curiel, titular de la Unidad de Fiscalización del INE, por estar dando sobradas muestras de incompetencia e incapacidad; y es que el tema del financiamiento y topes de gastos es el talón de Aquiles en estas discusiones, las autoridades del INE han sido incapaces de reconocer que la fiscalización de las campañas ha fracasado, y las autoridades electorales en los estados están al servicio de los gobernadores.

 

Álvarez Icaza recordó que la organización que preside, presentó una denuncia, misma que el INE se declaró incompetente para investigar los hechos, donde señalaban el presunto desvío de recursos públicos de programas sociales para la campaña del candidato del PRI al gobierno del Edomex, Alfredo del Mazo, o los recursos procedentes de empresas como la constructora OHL. Lamenta que la mayoría de los integrantes del Consejo General del INE se negaron, ya no digamos a sancionar sino a realizar al menos una investigación por considerar este hecho como irrelevante.

 

El cuestionamiento al INE va creciendo como bola de nieve, la académica Denise Dresser señaló que es grave que falle “de manera sistemática” en la fiscalización de los partidos; que a éstos no les importe violar muchas veces la ley y acumular multas pues las pagan con prerrogativas y los consejeros electorales del Instituto Nacional Electoral no tome otras acciones para sancionarlos; la exigencia es la misma que Álvarez Icaza, deben renunciar los consejeros electorales, están a tiempo antes de cometer otros excesos.

 

Es evidente que en Coahuila y Edomex se rebasaron los topes de gastos de campaña, se tienen pruebas de que hubo injerencia hasta del presidente Enrique Peña Nieto y su gabinete, pero los Organismos Públicos Electorales Locales no sancionan con firmeza, y el INE se presta a las mismas estrategias, por lo que el cochinero de las elecciones del 4 de junio están a punto de validarlo, sin importarles poner en riesgo el prestigio, credibilidad, transparencia y objetividad que deben anteponer en todos sus actos.

 

Hasta el excandidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas ha expresado su preocupación por el desaseado comportamiento de los integrantes del INE, pide se resuelvan desde ahora todos los problemas que hay al interior, para que puedan garantizar una elección legal y legítima en el 2018; espera además los partidos políticos apoyen el esfuerzo de mejorar al órgano electoral, pues son parte de éste y no deben llegar cuestionados al arranque de la contienda que se pone en marcha en octubre próximo.

 

En realidad, son intelectuales, activistas, políticos y ex funcionarios electorales los que lamentan el desaseado comportamiento de todos los integrantes del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, por eso exigen la renuncia inmediata de todos; todos aseguraron que el INE ha demostrado que carece de independencia para organizar y conducir el proceso electoral presidencial del 2018, están al servicio del Gobierno, poniendo en riesgo la democracia a como sucedió en los comicios de 1988.

 

LA PIRAGUA

 

Si así está el INE, cómo estará el IEPCT; si ha perdido credibilidad el principal organismo electoral del país, que se puede esperar del instituto local. Ya ven que Maday Merino ha dicho no ver actos anticipados de campaña en ningún aspirante, cuando ni siquiera los están monitoreando, ya que solamente van a intervenir cuando reciban una queja, mientras no van a actuar. En realidad es una severa crisis de credibilidad lo que existe. Y es muy peligroso, porque hay mucho en juego en las elecciones del 2018.

 

Vaya que el dirigente de Morena, Adán Augusto López se metio en un hormiguero al señalar que se acabó la tombola y que no habrá más espacios para albañiles. Las diputadas Candelaria Pérez Jiménez y Guadalupe Hernández Correa, lo quieren despellejar. Como diría Juan Gabriel, pero que necesidad.