SHISHITO

Francisco Gómez Hernández

 

 

GTZ-GTZ el binomio que podría desaparecer lo que queda del PRI

 

Si Francisco Herrera León y Erubiel Alonso como dirigentes del PRI desmembraron al partido de casi toda su estructura de base, mediante las negociaciones de candidaturas y la desaparición de gran parte de sus cuotas y prerrogativas; mientras que Miguel Ángel Valdivia arrasó con el shishito -válgase la expresión de lo que quedaba-, el actual dirigente Gustavo de la Torre, pretende desaparecerlo, acabando con su poca credibilidad democrática, imponiendo las presidencias de los comités municipales y las 2,800 cabezas de sus seccionales.

El dirigente estatal del tricolor, aliado fiel de la diputada federal Georgina Trujillo Zentella, quien ya se dice candidata a la gubernatura, a quien obedece ciegamente sus instrucciones,  las inmediatas a cumplir como pago de cuota de la bancada priista del Congreso, es ungir como presidente del comité municipal de Centro, al diputado Jorge Lazo Zentella, quien de política, sólo sabe, lo que le enseñó su padrino que lo hizo diputado, el “aprendiz de política, maestro llantero” Erubiel Alonso Qué. O al menos que vaya con la venia por el apellido Zentella.

Tan pobre de criterio está actuando el dirigente estatal priista que no se da cuenta que se lo están llevando al baile, tan así que en Cárdenas la decisión de imponer a Javier Arévalo, fue de Miguel Moheno y Nelson Pérez, el mismo problema lo tiene en Macuspana,  donde trata de destituir al actual dirigente municipal, Alfredo Sánchez García, gente muy cercana al presidente José Eduardo Rovirosa, quien como gato patas arriba defiende a su amigo el “chato”, pidiéndole que lo ratifiquen por su buen trabajo.

Gente muy cercana a Gustavo de la Torre Zurita, nos comenta que la triada infernal que tiene voz y mando en las decisiones de la dirigencia, son el diputado Adrián Hernández Balboa, Félix Eladio Sarracino y la poderosísima secretaria general Gloria Herrera. Tan enaguado estará, Gustavo de la Torre por su madrina que no se da cuenta que cancelar el proceso democrático, el más importante en la construcción de las bases del partido como son la elección de sus cuadros, es casi desintegrar de un plumazo, la estructura que hace el trabajo a ras de suelo para mantener el voto más importante, -el voto duro-, que hoy es granito de oro y la posible salvación para el PRI.

Pero cuando la sincronicidad y la coincidencia son abundantes, las habilidades se desarrollan a grado tal que dos personas entrelazan sus pensamientos para lograr su objetivo. Paradójicamente las iniciales GTZ-GTZ, podrían tener el mismo o diferente significado, pero en la realidad la coincidencia es más que real, porque las iniciales son nombres de dos personajes diferentes hombre y mujer, Gustavo de la Torre Zurita y Georgina Trujillo Zentella, que coinciden en pensamiento y acción hacia un mismo fin, la gubernatura del Estado.

A ver si de nueva cuenta no ven pasar al tsunami amarillo que arrasó con el tricolor en 2012, que las excusas fueron y siguen siendo la homologación, la alianza que no funcionó, el paisanaje, los candidatos, la lana que se chingaron, acción electoral que no hizo su trabajo y muchas cosas más, que hoy  mantienen al  priismo estatal en una ruta crítica, en donde no hay ni la menor señal de una luz al final del túnel que les indique el camino como salir, y menos con la dirigencia actual que solo la hace de títere.

Será que Gina y su famoso dirigente priista Gustavo de la Torre, están seguros que ya  tienen la candidatura en la bolsa?, creerán que Benito Neme, Ady García y Nicolás Bellizia están jugando?, de ser así el binomio GTZ-GTZ, podría desaparecer lo que queda del PRI.