DE CARA A TABASCO

RUBÉN ARCEO

 

*  TIEMPOS DE CRISIS

 

La comunicación en tiempos de crisis, es un tema por demás importante en el cual se tiene que trabajar por muchas razones.

Hoy la crisis de valores, nos lleva a la degradación social, la cual es usada por los perversos de la política, para distorsionar la realidad de  nuestro país, con la pretensión de incrementar el encono y la insatisfacción social.

Partimos de la pérdida de confianza en las instituciones y la comunicación  fallida por una descomposición de una difícil partitura

Para hablar de ello tenemos que reconocer  que el tema de inseguridad, es un asunto de carácter nacional y por ende la falta de empleo y de oportunidades, no sólo para los jefes de familia, sino también para esos millones de  jóvenes que no han podido realizar una carrera o   bien que la han realizado y no encuentran trabajo.

Y es ahí saben que tienen que pegar los perversos de la política, que mediante el calentamiento social vía las redes sociales que son herramientas instantáneas de comunicación   y los medios de comunicación tradicionales.

En situaciones críticas, como la que actualmente se vive en México y por ende en Tabasco la repetición de acciones en las redes, los medios y las posturas de los interesados en la degradación social, coadyuvan en terreno fértil a las polarizaciones, por lo que es necesario iniciar  las acciones para contrarrestarlas

Es el momento para  poner en marcha un plan que permita, llegar a todos los sectores de la población y recuperar y la confianza, para poder contra restar las amenazas.

Es lo que se conoce que el FUEGO SE COMBATE CON EL FUEGO.

Pero para ello, se tiene que saber con qué se cuenta.

La crisis de esos valores ha denigrado desde la familia, misma que juega un papel importante en el reflejo social de la inseguridad pública.

Es en la familia el origen o la raíz de los problemas sociales y no es la sociedad, la que traslada sus problemas a la familia.

La generación de la confianza, en la familia y en nuestra sociedad, es un asunto personal, que debe de tener en primer plano la comunicación en el seno de la familia.

Y es ahí en donde se tiene que trabajar de manera inicial.

No es abonando al enfrentamiento social y más en la medida que se acercan los tiempos electorales.

Todas las organizaciones tienen el deber de abonar para recuperar esa confianza que se ha perdido.

No podemos tener un gobierno que resuelva todos nuestros problemas, si nosotros hacemos lo contrario.

Es la suma y la multiplicación  de voluntades, de actitudes, de propuestas, de acciones etc y no la resta ni la división lo que nos podrá construir un nuevo tejido social para las  nuevas generaciones.

Es haciendo de los medios actuales de comunicación una herramienta para el alcanzar esos objetivos y no complicar nuestro entorno social.

Confianza es lo que debemos generar