CHAPALEO

Por: Samuel García Villegas

master_villegas@hotmail.com

La Chatarrería

A MANERA de broma y para cubrir nuestra propia irresponsabilidad, muchos decimos que  “un mole sin coca, no es mole” y tal vez haya razón porque de alguna manera los alimentos se complementan unos con otros, de ahí la variedad en sus componentes para hacerla más sabrosa, no más nutritiva.

UN MÉDICO amigo me dice que es posible que Tabasco ocupe el número uno nacional en el índice de personas fallecidas en hechos violentos, pero hay otra causa cuya cifra es superior y más alarmante porque lo tenemos en casa, lo consentimos tanto que nos provoca la muerte.

EL MEDICO señala que mucho más allá del cincuenta por ciento de la población tabasqueña es obesa y por lo tanto en la misma proporción padece de niveles de glucosa sumamente elevados.

ESTE FENÓMENO, se acentúa, asegura, en la clase social pobre y la de extrema pobreza en donde se tiene que comer lo que esté al alcance, que por lo general no es nada nutritiva y si a esto le añadimos un elevado consumo de alcohol, depresión, estrés, etc., los resultados son desastrosos.

EN LA clase social media hay para comer todos los días pero por lo general se trata de alimento  chatarra elaborada a base de carbohidratos, sal, azúcar, grasas, que aunados a un trabajo sedentario, un transporte urbano que no permite hacer ejercicio, conduce a la obesidad y a la diabetes.

UN DIABETICO en casa, afirma, es una pesada carga que sufre no solo el paciente sino toda la familia.

LOS HOSPITALES están saturados de diabéticos, muchos dializados, no hay camas desocupadas ni sillas para que se sienten los familiares que los cuidan.

AQUEL REFRAN que se usó hace algún  tiempo de que “un niño gordo es un niño sano”, en estos momentos no es cierto, está enfermo.

URGE CAMBIAR nuestros hábitos alimenticios,  porque la diabetes avanza, se hereda y mata.

¿LOS CULPABLES? Todos. Los que dan los permisos para vender comida chatarra sin control y los que irresponsablemente los comemos a sabiendas que lentamente nos está matando.

Y CLARO que hay más, mucho más, pero por hoy, me voy, no sin antes comentarles que según el tablero que nos mostraron  durante el Seminario Internacional en Logística y Distribución que se celebró aquí en Villahermosa, hay cinco “Zona Económica Especial” en el país con foquitos encendidos de color blanco: Michoacán, Chiapas, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán. . . Tristemente los de TABASCO y CAMPECHE aparecen con semáforo en rojo.