Corte de Caja

José Martínez


Locatarios y gobierno de la mano; enmudece la crítica a los mercados

Sigue avanzando la construcción del nuevo mercado Pino Suárez en la capital del estado. Una obra que nació y fue gestionada por sus propios locatarios ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y donde la federación aporta la mitad de los más de 400 millones de pesos que en total costará el edificio, y el gobierno del estado aporta la otra mitad.

Ya era necesario ofrecer a los productores, locatarios y consumidores un espacio de comercio local a la altura de las grandes ciudades.

Sin embargo, quién no recuerda que la obra se vio politizada por el PRI, e incluso el PAN, quienes buscaban cobijados en sus diputaciones descarrilar la obra para la que ya se había logrado la conjunción de recursos.

Fue necesario la mediación del Ayuntamiento del Centro para que los locatarios tuvieran la confianza de que abandonaran sus locales y se trasladaran a un espacio provisional, cruzando la avenida Ruiz Cortines para dar paso a la maquinaria necesaria.

Y al contrario de lo que pregonaban grupos antagónicos a la actual administración estatal, los locatarios no han perdido sus espacios, ya que desde principios de año se les sigue apoyando con las actuales condiciones económicas que enfrenta el país.

Un ejemplo claro es la convergencia de recursos para saldar el adeudo que tienen con la CFE por consumo de energía eléctrica, y que ya está planteado y aceptado por las partes: el gobierno del estado, el Ayuntamiento de Centro y los propios locatarios. Cada uno aportaría a partes iguales para hacer frente a este pendiente con la empresa productiva.

Y esta semana, en el Día del Locatario, que celebraron con la presencia del gobernador y autoridades municipales. El licenciado Arturo Núñez Jiménez dio a conocer la disposición de un fondo de 10 millones de pesos vía fideicomiso, donde participarán los locatarios para obtener créditos hasta por 50 mil pesos a una tasa de cero intereses.

Es importante reconocer este apoyo, ya que a nivel de pequeños comerciantes en muchas ocasiones la falta de liquidez inmediata no les permite continuar sus labores productivas, obligándose a recurrir con terceros para solicitar préstamos, lo que a la larga descapitaliza al pequeño comerciantes, quien tiene que moverse en esas condiciones si quiere continuar trabajando, porque en la banca comercial nunca será objeto de ayuda.

Se puede asegurar que en Tabasco los comerciantes a nivel empresarial, mediana y a pequeña escala, no han estado solos. Basta recordar los apoyos que maneja el FIDEET para ese sector.

Los apoyos gestionados de manera directa por la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo del estado, el año pasado ante la Secretaría de Economía para subsidiar a fondo perdido de 10 mil pesos a miles de medianas y pequeñas empresas. El mismo FIDEET ha apoyado con recursos la rehabilitación de mercados municipales en el estado.

Ahora nadie podrá decir que hay una falta de tender la mano a los locatarios. Esos partidos que al principio buscaron separar los diálogos entre las autoridades y comerciantes, hoy enmudecerán.

HABERES
LA PRÓXIMA SEMANA SE DEFINIRÁ si existe o no la Alerta de Género en la entidad. Es una decisión que debe tomar la Secretaría de Gobernación. Algunos se frotan las manos porque ya quieren escuchar que viene a favor, sin embargo, es una medida aplicada desde la federación, porque son esas instancias quienes deciden su aparición. A Tabasco sólo le toca esperar.