Corte de Caja

José Martínez

 

OSFE, en su nueva etapa contra la corrupción

 

El pasado 16 de julio se publicaron en el Periódico Oficial del estado la Ley del Sistema Anticorrupción del estado de Tabasco, la Ley de Fiscalización Superior del estado de Tabasco, la Ley de Justicia Administrativa del estado de Tabasco, y las reformas a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos. Con ello se daba por creada el Sistema Estatal Anticorrupción que interactuará con su homóloga nacional en acciones de combate a la corrupción y de rendición de cuentas.

De la ley que crea el Sistema Estatal Anticorrupción y de su ciudadanización ya se ha hablado mucho. Sin embargo, de la Ley de Fiscalización Superior del estado de Tabasco no se ha dicho que crea la obligación, de forma trimestral, en los Poderes y los Ayuntamientos, de integrar un Informe de Autoevaluación donde se debe reflejar la administración, custodia y aplicación de los recursos públicos que utilicen en el transcurso del ejercicio fiscal para el cumplimiento de los objetivos contenidos en sus planes y programas.

Dicho informe estará en la página de internet del órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE).

En esta nueva faceta el OSFE no solo podrá sancionar a instituciones públicas, sino también a personas jurídicas colectivas, públicas o privadas, y a los terceros que hubieran firmado contratos para la explotación de bienes públicos o recibido en concesión o subcontratada obra pública, administración de bienes o prestación de servicios mediante cualquier modalidad con dependencias gubernamentales.

Asimismo, el OSFE tendrá hasta el 31 de agosto del año siguiente, al ejercicio fiscal para rendir al Congreso un Informe de Resultados correspondiente a su trabajo de revisión de las cuentas públicas y de auditorías practicadas, mismo que deberá hacer público.

Deberá entregar al Congreso dos informes parciales de la auditoría que concluyan, las cuales deben presentarse en los meses de enero y junio de cada año: y fiscalizará el destino y ejercicio de los recursos correspondientes a la deuda pública que hayan contratado el gobierno estatal y los municipios.

Esta ley abre la puerta a la ciudadanía y a grupos organizados interesados en la buena aplicación de los recursos públicos mediante dos vías.

La primera es que cualquier persona podrá presentar al Congreso, al Sistema Estatal Anticorrupción o directamente al OSFE, denuncias fundadas cuando se presuma el manejo, aplicación o custodia irregular de recursos públicos estatales, o su desvió, ya sea en el ejercicio actual o en ejercicios anteriores. De suma importancia esto último.

La segunda vía es que la Junta de Coordinación Política y la Comisión recibirá peticiones, propuestas, solicitudes y denuncias, debidamente fundadas, por organizaciones o personas de la sociedad civil, las cuales podrán ser consideradas por el OSFE en su programa anual de auditorías.

Esta nueva ley mantendrá atento al OSFE contra quienes ejercen recursos públicos de forma irregular, y fortalece la participación ciudadana en la correcta aplicación de los mismos. Se busca inhibir, entre todos, las oportunidades de actos de corrupción.

HABERES

MAL y de malas, el uso de un tema como es la educación, por parte del director del Cobatab, Jaime Mier y Terán. Querer promocionar su imagen en redes con un video donde hace alusión al tema de los preparatorianos que no encontraron un lugar en los planteles, y decirles que el solucionará el problema, todo como un acto de proselitismo. Eso no se vale.