Corte de Caja

José Martínez

Fiscal Anticorrupción, no es por voto popular; importa capacidad

El Sistema Nacional Anticorrupción representa el más reciente y completo esfuerzo nacional para contener los altos índices de corrupción existentes en México. Nació cobijado por una serie de leyes que la sustentan, y que establecieron diversos mandatos; entre ellos, que las entidades federativas deberían crear sus sistemas estatales anticorrupción y, entre otras cosas, nombrar un Fiscal Anticorrupción.

Sin embargo, el Fiscal Federal Anticorrupción (esto es el fiscal nacional) que debería estar en funciones no ha sido ni siquiera nombrado, y a decir de algunos expertos, podría llevarse un año más, ya que debe realizarse una serie de modificaciones dentro de la misma PGR, la cual debe primer pasar de Procuraduría a Fiscalía.  Así por esta única vez, al fiscal nacional lo designarán los senadores.

En Tabasco, el mandato de las leyes que crearon el Sistema Nacional Anticorrupción se ha estado cumpliendo. Por lo que el pasado 28 de junio se publicó en el Periódico Oficial la reforma constitucional, por medio del cual se crea el Sistema Estatal Anticorrupción, y entre otras cosas ordena la creación dentro de la Fiscalía General del estado, una fiscalía especializada en la misma materia, cuyo titular será nombrado y removido por el Fiscal General del Estado.

Sin embargo, no es decisión arbitraria del Fiscal General. El nombramiento y remoción del Fiscal Anticorrupción podrá ser objetado por el Congreso del Estado por el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes, si el Congreso no se pronuncia al respecto quedará entendido que fue aceptado. Sin embargo, la designación del titular de dicha fiscalía queda en manos del Fiscal General.

La persona que sea designada bajo esa figura será un integrante más del Sistema Estatal Anticorrupción. Una de las tareas que deja la reforma constitucional estatal es la de reformar la ley orgánica de la Fiscalía General del estado para agregar esta nueva figura especializada.

Las fiscalías especializadas coadyuvan con la Fiscalía General en la investigación, y la persecución de delitos, en este caso las relacionadas con actos de corrupción que merezcan penas más allá de las administrativas.

Una vez que se cumplan los requisitos para que la FGE nombre al Fiscal especializado tendrá como primera tarea la de ganar la confianza para que la sociedad denuncie y tenga la seguridad de que se les dará el seguimiento necesario. De otra manera corre el peligro de convertirse en una figura de adorno dentro de la burocracia estatal. Pero contará con la supervisión de un Comité Ciudadano.

Finalmente, hay que recordar que su designación queda en manos de la FGE. Su nombramiento no es por voto popular, y sí en base a los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos.

El Fiscal no dejará de ser un funcionario público más regido por el Estado de derecho, y su nombramiento puede ser objetado por el Congreso.

No adelantemos vísperas. El Fiscal pronto será nombrado y estarán a la vista de todos los méritos, será evaluado por la sociedad. Es este el nuevo sistema de combate a la corrupción donde todos debemos participar.

HABERES
NO SÓLO fue José Manuel Saiz Pineda sino la esposa del ex titular de Finanzas, quien participó en el saqueo, así lo dio a conocer Fernando Valenzuela Pernas, Fiscal del estado. Sostuvo que las investigaciones arrojaron un lote de autos valuados en 8 millones de dólares, y otras propiedades que se están inventariando. La DEA realizó el decomiso. Un verdadero abuso del recurso público.