DE CARA A TABASCO

RUBÉN ARCEO

 

* NO TENGO CULTURA TREPADORA: ANJ

 

Ayer Arturo Núñez salió al paso de aquellos que por una parte lo desacreditan y por otra le inventan cosas y cargos a él y a su esposa.

Dejó en claro a los que llamó calumniadores, que su esposa la maestra Martha Lilia, no está buscando ningún cargo de elección popular y al mismo tiempo,  reiteró que,  fue electo como gobernador y su periodo lo concluirá por mandato de los tabasqueños.

Sentenció que hay personajes y como  no tienen más capacidad de análisis que andar calumniando el trabajo social que hace la presidenta del DIF de Tabasco, que es servir a los más vulnerables

Afirmó que  es una mentira de que mi esposa busca un cargo de elección popular. Es una vil calumnia y provocación, señalando:

“Mi esposa y yo estaremos sirviendo a los tabasqueños, yo en la gubernatura y ella en la presidencia del patronato del Consejo Consultivo del DIF Tabasco hasta el 31 de diciembre del 2018, y después seguiremos sirviendo a México en la trinchera que nos toque”,

Arturo Núñez reiteró que cuando uno busca afanosamente, como es su caso, servir en un cargo de elección popular tan honroso como el de ser Gobernador del Estado en que uno nació, que ha sido, fue y es una aspiración y una realización importante en mi camino político, lo hice  dijo, pensando en entregarme en cuerpo y alma a servir a Tabasco seis años.

A quienes han inventado de que dejará el estado, les reviró y les dijo: “No tengo cultura trepadora, no soy de los que llega a un cargo y ya está pensando inmediatamente en el otro, primero me quedo a demostrar para qué quise llegar a ese cargo”

Dijo que Arturo Núñez no se va de Tabasco hasta que cumpla el mandato que le otorgó el pueblo, el 31 de diciembre de 2018 señalando que  agradecía a muchos amigos, a muchos compañeros de partido, a algunos amigos periodistas e intelectuales de Tabasco y de la Ciudad de México, que me han dicho que me he ausentado de la política nacional y que mi voz podría concurrir con otras muchas voces en estos tiempos excepcionales que está viviendo la República.

Les aprecio sus consideraciones, pero mi respuesta ha sido, en todas las propuestas hechas: yo tengo un compromiso con Tabasco, que se vence el 31 de diciembre de 2018; cualquier otra tarea puede esperar, porque no tiene cultura trepadora, y seguirá trabajando con todo mi empeño y dedicación.