Cayuco

Enrique Muñoz González

 

“El PRI no va a pactar, para

perder las elecciones del 2018”.

Enrique Peña Nieto

 

LUCHARÁ PRI POR SU SUPERVIVENCIA

 

En la elección del 2018, el PRI, se juega el todo por el todo, saben bien los jerarcas que en estos momentos no tienen las preferencias ciudadanas a su favor, aunque todavía no tienen candidato, por lo que los escenarios podrían irse moviendo en la medida que el puntero en las encuestas Andrés López Obrador llegue a su tope máximo, y quien sea postulado por el tricolor, pueda avanzar lo suficiente para meterse a la pelea, es decir, venga remando a contracorriente, y ver si le da el tiempo para revertir las tendencias.

 

Pero para lograr ese objetivo, desde ahora tienen que irse preparando, por eso previo a la Asamblea Nacional que se va a realizar en los próximos días, se pusieron a trabajar en mesas temáticas para adecuar sus Estatutos, Declaración de Principios y otros asuntos más, a la realidad política. Es vencer o morir, no hay de otra, ya que los traspiés del presidente Enrique Peña, la falta de resultados positivos en las reformas estructurales, tienen a la población molesta y saben bien que al momento de emitir su voto, demostraran su enojo.

 

En Campeche en la mesa de Estatutos se hicieron dos anuncios importantes, el primero es aceptar candidatos externos para la candidatura presidencial, lo que abre la posibilidad de postular a José Antonio Meade, y el segundo, cerrarle el paso a los chapulines para que nadie brinque de pluri a pluri en el ámbito legislativo, pero no se puede cantar victoria, porque deben ratificarse estos acuerdos en el pleno de la Asamblea Nacional, después enviarlo al INE para su validación y ponerlo en práctica.

 

Al quitar los candados en los requisitos para ser candidato a la Presidencia, se observa que están dispuestos a jugársela con un externo, la figura se llamará candidatura simpatizante, a sabiendas que viene un Frente Amplio Democrático, donde el PAN y PRD no quieren nada con el tricolor y la intención de unir el agua y el aceite junto a quienes así lo deseen por parte de la chiquillada, es para no dejar llegar a Los Pinos a López Obrador. De tal manera que el más viable en estos momentos es el Secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña.

 

Aunque hubo priistas recalcitrantes que estaban en contra de esta reforma a los Estatutos, como Ulises Ruiz, ex gobernador de Oaxaca y amplio conocido en Tabasco por mapache electoral, no les alcanzaron los votos y por mayoría se decidió que pese a tener aspirantes con posibilidades de alcanzar la candidatura, la apuesta es con un externo, que tenga prestigio, fama pública y figure en las encuestas, para que la militancia pueda otorgarle el respaldo. No hay de otra, la supervivencia priista está en manos de un externo, a ver si todos los grupos jalan en la misma ruta, sino volverán a perder Los Pinos.

 

Donde también hubo muchas cosas relevantes, fue en la mesa Visión a Futuro, realizada en Guadalajara, ahí participo Jorge Salomón Azar García, delegado del tricolor en la entidad, presentando una propuesta interesante, evocando a su amigo Luis Donaldo Colosio, quien siempre tuvo visión para hacer que las cosas pudieran mejorar al interior del PRI, pero las balas del odio y del rencor le impidieron lograr la meta. En esa mesa, no había nadie representando al sureste, algo que dijo el ex gobernador de Campeche, lamentar mucho.

 

La propuesta de Azar García va en el sentido de que con el régimen de coordinación fiscal que hoy se tiene y que sustenta el monto de las participaciones federales a los llamados “per capitas”, es decir el tamaño de su población, no se puede propiciar un desarrollo más armónico y equilibrado de todas las regiones del país. Dijo que el PRI a través de sus legisladores federales y locales construya y presente una nueva manera de repartir el dinero federal, a través de la creación de un sistema de tres bolsas.

 

Y detallo su propuesta. De entrada, los porcentajes de cada una de esas bolsas, tendrá que estudiarse a fondo; la primera y mayor, estará determinada por el tamaño de la población. La segunda tendría como propósito esencial, reciprocar contribuciones especiales e importantes de ciertos estados a la federación; por ejemplo, volumen de impuestos en el caso de Nuevo León, divisas por turismo en Quintana Roo, remesas de los compatriotas en Zacatecas, Oaxaca, etc.

 

En el caso del sureste, como es Tabasco y Campeche, con el petróleo; la producción hidroeléctrica en Chiapas, y recursos hídricos y de biodiversidad en la región sureste para atenuar los efectos del cambio climático.

 

La tercera bolsa sería para corregir y combatir la marginación, el atraso y las inequidades, indicando que de esta manera dándole un tratamiento desigual a las entidades se podrían eliminar asimetrías y propiciar un desarrollo regional más justo, que fortalezca la nación. Puntualizó Salomón Azar que una Federación será verdaderamente fuerte si existe fortaleza en todos y cada uno de sus estados federativos.

 

Esta propuesta, como las que se dieron en todas las mesas temáticas, hubo otra en Saltillo, deberán ser ratificadas en la Asamblea Nacional, saben bien que se están jugando el futuro como partido político en el poder, así tengan que darle la candidatura a un externo. Ya veremos después si fue lo correcto, mientras tanto, ahí están haciendo su lucha para seguir vigentes.

 

LA PIRAGUA

 

En todo este largo camino del PRI a tratar de retener la Presidencia de la República, las especulaciones crecen en el sentido de que Enrique Ochoa Reza dejará la dirigencia nacional del partido, porque será propuesto Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche, quien apenas el lunes rindió su segundo informe de Gobierno, indicando que está preparado para nuevos desafíos políticos.

 

Nuestro mas sentido pesame, para la Contadora Bertha Merodio Gaspar, por el sensible fallecimiento de su señora madre. Un abrazo