CHAPALEO

Por: Samuel García Villegas

master_villegas@hotmail.com

 

 

Ohhh Decepción

 

HACE ALGUNOS días se anunció con bombos y platillos que se había puesto  en marcha un programa denominado “Transporte Seguro de Tabasco”, que sería la panacea para acabar con la problemática que a diario presenta este servicio.

LOS QUE disfrutamos los “baños de pueblo” viajando en combi o taxi de inmediato nos alegramos porque pensamos que por fin las autoridades encargadas de regular este servicio se habían puesto las pilas y ahora sí todo iba a mejorar.

POR MI parte ya me imaginaba  con inspectores  ubicados en lugares estratégicos, en donde se acumula más gente, para denunciar ahí mismo abusos, leperadas y anomalías provocadas por el conductor de la unidad, porque eso me evitaría ir a las oficinas de Comunicaciones y Transporte o de Tránsito del Estado a poner mi queja  con la pérdida de tiempo correspondiente y vano resultado.

TAMBIÉN LLEGUÉ a imaginarme que inspectores vestidos de civil abordarían  combis o taxis para disfrutar a plenitud lo que el pasajero siente y van con el Jesús en la boca,  cuando los choferes le oprimen la chancla al acelerador y alcanzan altas velocidades  para rebasar y ganarle el pasaje a sus congéneres.

ESTE OPERATIVO no tiene ni una semana que entró en servicio y hace cinco minutos me enteré que “Transporte Seguro de Tabasco” empezó a dar buenos resultados,  se logró el rescate de seis migrantes que iban a bordo de una combi del transporte urbano en la ruta Frontera-Villahermosa.

AHORA RESULTA que el  programa de referencia es para el rescate de migrantes y no para proteger la vida de quienes se arriesgan a viajar todos los días en ese tipo de transporte chatarra.

PERO AÚN hay más, este operativo funcionará solo cuando el usuario lleve un teléfono celular que contenga todos las aplicaciones necesarias para ponerse en contacto con las autoridades, si no, no.

SE LES olvidó a los creadores de tan novedosa idea que muchos de los que viajan en combi o taxi no tienen los recursos económicos suficientes para comprarse un aparatito de esta calidad.

HACE YA bastante tiempo a las autoridades de tránsito y de Comunicaciones del Estado se les ocurrió colocar en la parte frontal de los taxis un letrero que dice “Taxi Seguro”. Todos los taxis son seguros, lo que no son seguros son los conductores.

Y CLARO que hay más, mucho más, pero por hoy me voy, me voy en mi combi. . .