Cayuco

Enrique Muñoz González

 

“Nada es para siempre;

ni lo bueno, ni lo malo”.

Anónimo

 

AMLO: GANA O SE VA A LA “CHINGADA”

 

Andrés Manuel López Obrador quiso ser gobernador de Tabasco, compitió en dos ocasiones, en 1988 frente a Salvador Neme Castillo a través del Frente Democrático Nacional y ante Roberto Madrazo Pintado en 1994 y en ambos casos no pudo ganar, pese a reclamar fraude electoral y realizar el Éxodo por la Democracia hacia la capital del país, que lo catapultó a la escena pública nacional, por lograr la proeza de caminar 50 días desde Villahermosa; ya no buscó por tercera ocasión la gubernatura.

 

Al crecer políticamente López Obrador, dentro del PRD, logró ser dirigente nacional y después candidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Méjico, donde pudo obtener un triunfo con mucha facilidad. Se dijo en ese entonces, nadie es profeta en su tierra, ya qué pese a las simpatías de los tabasqueños, no le alcanzaron los votos, para gobernar su tierra y su agua, como se expresa cuando se refiere a Tabasco. Otra de las cosas que siempre ha expresado El Peje, que el movimiento que encabeza, no está por cargos públicos, no les ambiciona el poder.

 

Pese a esa sentencia, AMLO ha estado en las boletas electorales cada seis años desde 1988, logrando sumar adeptos en cada proceso electoral, por eso le llaman el Efecto Peje, lo que no sucede igual en las elecciones intermedias, donde no participa en ningún cargo de elección. En 1988 y 1994 compitió por el gobierno de Tabasco, en el 2000, ganó el gobierno de la ciudad de Méjico, después en el 2006 y 2012 participo por la Presidencia de la República, perdiendo, reclamando fraude, pidiendo revisión voto por voto, casilla por casilla, bloqueando Paseo de la Reforma, uno de sus errores mas calificados del cual me dicen esta arrepentido.

 

Ahora Obrador está decidido a participar de nuevo por Los Pinos, será por MORENA, el partido que preside luego de ver que no tenía consenso general a su favor al interior del PRD y se fue con su gente a otra trinchera. En las encuestas aparece al frente de las preferencias, es normal, los demás partidos no tienen aún candidato, de hecho están en vías de conformar el Frente Amplio Democrático, que de igual manera podría llamarse el Todos Unidos Contra AMLO.

 

Es la tercera ocasión que estará AMLO en las boletas por la Presidencia de la República, y sorprende las declaraciones que hizo ayer en el marco de la reunión de las bancadas del Congreso de la Unión de MORENA previo al inicio del próximo periodo ordinario de sesiones, al señalar que no será candidato eternamente, por lo que hará lo que esté a sus posibilidades en esta nueva elección y si no gana, se retira, en definitiva. Es difícil creerle a un político como Andrés Manuel, porque a esto se ha dedicado toda su vida.

 

Incluso no se le puede tomar la palabra a pie juntillas, porque para la elección del 2012, en Milenio salió en portada una entrevista, donde decía, Si pierdo, me voy a La Chingada, creyendo los lectores y la clase política mejicana, que se retiraba de toda actividad pública, cuando en realidad ese es el nombre de un rancho de su propiedad en Palenque, pero ni eso cumplió, porque ya está metido de lleno en la competencia del 2018, aún tiene cuerda para rato y ahí vienen los hijos.

 

Ayer ante diputados federales y senadores, AMLO les dijo, que se aplica a fondo para ganar las elecciones presidenciales de 2018, pero si no es así se retirará a su casa porque no voy a ser candidato eternamente. De manera textual planteo, que en el 2018 es a Palacio (Nacional) y trabajar seis años para transformar al país, o a Palenque, refiriéndose a su rancho. Luego destaca, no es que va la cuarta, no. La tercera es la vencida, la cuarta no, ni la quinta y tranquilo con mi conciencia de haber hecho todo”.

 

En el encuentro de los legisladores de MORENA, López Obrador expuso que la elección del próximo año será una decisión soberana del pueblo, por lo que su movimiento va a hacer lo que les corresponde, pero admite que todo depende de lo que la gente decida en las urnas y en caso de lo alcanzar el triunfo, expresa nos vamos a sentir muy bien. Si no quiere el pueblo o no pudimos vencer a la mafia del poder, vamos a quedar satisfechos por haber hecho todo lo que esté de nuestra parte”.

 

Andrés Manuel tiene 64 años de edad, hace dos años aproximadamente se difundió la versión de sufrir un infarto, salió bien librado, a como también lo ha logrado con la guerra sucia en su contra, le dicen es un peligro para Méjico, lo comparan con Nicolás Maduro, difunden que es antirreligioso, que está en contra de los empresarios y del Ejército. Nada de eso lo ha podido bajar de las encuestas, sin embargo, reconoce que cuando arranque el proceso electoral y los demás partidos tengan sus candidatos, los escenarios irán moviéndose, pero si pierde, parece ser que ahora sí, se va a ir a La Chingada.

 

LA PIRAGUA

 

Se fue Maite Dagdug de las filas del PVEM, hace poco se quejaba de no ser tomada en cuenta por el dirigente Federico Madrazo, quien negó tuviera ese trato; se le había designado vocera de ese partido, pero en las ruedas de prensa no estaba presente. Ella ha señalado que caminará sin partido, pero las versiones que circulan son el sentido de que se va a las filas de Movimiento Ciudadano, porque va a trabajar para impulsar el proyecto político – electoral de Pedro Jiménez León. Como sea, es un activo político importante.