DE CARA A TABASCO

RUBÉN ARCEO

 

¿UD. LE CREE?

 

El problema del PRI  a nivel nacional en estos momentos es la falta de credibilidad o la decepción social.

Es cierto que el PRI recuperó la presidencia de la República, pero en estos momentos, nadie puede garantizar que pueda obtener la mayoría de os votos para seguir en Los Pinos.

Se han dado muchas cosas decepcionantes para muchos sectores de la población a quienes en lo económico y laboral, los ha afectado Enrique Peña Nieto.

Es no quiere decir de ninguna manera que quien gane las próximas elecciones resolverá los problemas de desempleo, inseguridad, laborales etc.

El daño está hecho en lo social y la sociedad está harta.

El PRI, tiene en su haber diferentes aspecto que son un reclamo social, desde reformas que son un fracaso, despido de trabajadores, pérdida de los empleos basificados, una inseguridad en todo el país, incluyendo en el estado de México, en donde en donde Peña ha invertido más que en el resto del país.

A ello agregue las mentiras del presidente, en donde en un acto de payasos, firmó ante notario (eso no tiene validez), su compromisos de campaña, incluyendo aquí en Tabasco.

Reforma educativa, que no es tal reforma y que están tomando cosas que antes se hacían.

Pago a los maestros   que hicieron paro, tomaron casetas, cerraron carreteras etc.

A pesar de que se dijo que si en 4 no se presentaban, serían cesados, nunca fue así y sí se les pagó de manera puntual.

¿Cómo creerle al Peña y a su PRI?

Miles de familias afectadas por el despidos y los recortes, la abrogación de los derechos laborales  de los trabajadores de la educación, Pemex, etc.

No puedo ver como pretender mantener la presidencia, si han sido esos jóvenes gobernadores, de los presumió Peña, los que están en la cárcel o prófugos.

El último escándalo, es el de Morelos en donde el gobernador de aquella entidad, les dijo a los Senadores, que informó al Peña Nieto y al de la SCT, las fallas o errores n ese pasó Express.

A pesar de que Ruiz Esparza afirma que es mentira y lo mismo la presidencia, es más creíble la palabra de ese gobernador.

De entrada, no es una obra de gobierno, es una obra federal y el único responsable de entrada es el gobierno federal.

A ello agregue otra serie de escándalos, entre los que se encuentra el de la empresa de Brasil, que afirma que realizó pagos por millones de dólares para la campaña.

En este momento en tiene  todo, pero para perder.

Y ese reflejo se dará en los estados, ya que al fin de cuentas, cada estado, tiene su negra historia,