Corte de Caja

José Martínez


Usar la política para conciliar, no para confrontar: Arturo Núñez

El Instituto Nacional Electoral (INE) define a los partidos políticos como agrupaciones de personas que comparten intereses, opiniones e ideas, asociándose en organizaciones que participan en los ejercicios democráticos y procesos electorales.

Es uno de los mecanismos reconocidos en nuestro país por medio del cual los ciudadanos pueden aspirar a un puesto de elección popular. Aunque tuvieron el monopolio de las candidaturas, ahora ya puede haber postulaciones por la vía independiente.

A nivel nacional existen nueve partidos políticos con registro ante el INE, con el derecho a participar en las elecciones de carácter federal y local; es decir, postulan a ciudadanos a los puestos de Presidente de la República, Senadores, Diputados, Gobernador, Diputados Locales y Ayuntamientos.

A nivel estatal son siete los partidos políticos y una agrupación política los acreditados ante el Consejo Estatal del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco.

Los partidos políticos tienen como fin promover la participación activa de la ciudadanía en la vida democrática de nuestro país, contribuir a la integración de los órganos de representación política, y hacer posible el acceso de éstos al ejercicio del poder público.

Es importante decir que durante los siglos las ideologías han dividido a la sociedad, pero los partidos surgieron precisamente para procesar esas diferencias en el debate público y en las urnas. En Tabasco estas diferencias se fueron exacerbando por la cerrazón del sistema, vivimos durante décadas un choque de quienes se denominaron de izquierda y los del poder; comunidades enteras es dividieron, llegando a tener dos delegados municipales.

Lo anterior fue el reflejo de la lucha que mantuvieron durante años las dos fuerzas políticas más importantes en la entidad, el PRI y el PRD. A estas diferencias se ha unido a últimas fechas Morena. Aunque las condiciones del estado ya son distintas.

El tema estuvo presente en el discurso del gobernador Núñez durante su participación en el Segundo Informe de actividades del diputado federal Candelario Pérez. Ahí el mandatario señaló que la democracia implica reconocer la diversidad social, política e ideológica.

Somos muchos y distintos, esto hay que aceptarlo. La única forma de alcanzar acuerdos es mediante el diálogo, señaló Núñez. Y lo que se busca es que haya condiciones, sin presiones de ningún tipo, en la que se tenga como fin el bienestar de Tabasco.

Quizás el ejemplo más palpable de lo que se puede lograr cuando diferentes ideologías y visiones se juntan, es la defensa del presupuesto público federal que se destinan a las entidades. Allí los representantes de Tabasco se han unido y han logrado que nuestra entidad salga lo menos afectada en la distribución de recursos.

El gobernador Núñez hizo un llamado para que nunca más la lucha política sea entendida como un signo de confrontación permanente o de desunión entre la sociedad.

No se trata de ser iguales, porque la riqueza está en la diversidad. Se trata de ver qué nos une y nos preocupa. Es una acción que requiere madurez, civilidad y responsabilidad política, dejar los intereses personales. Entenderlo no es fácil cuando está de por medio la lucha por el poder. Los ciudadanos deben exigir más de los políticos.

HABERES
EL RECTOR de la UJAT, José Manuel Piña, se dijo preocupado ante el recorte que le viene a Tabasco. Adelantó que buscan un diez por ciento más respecto a los 2 mil millones de pesos que están ejerciendo. Pero también se requiere austeridad y eficiencia en el uso de los recursos.