Cayuco

Enrique Muñoz González

 

“La alternancia fecunda el suelo de la democracia”.

Winston Churchill

 

LA ALTERNANCIA, PROPICIA LA GOBERNABILIDAD

 

La semana pasada el gobernador Arturo Núñez disertó una ponencia sobre política y democracia que bien vale la pena destacar los apuntes realizados; esto sucedió en el marco del mensaje que dio con motivo del informe de actividades legislativas de Candelario Pérez Alvarado, que dicho sea de paso, fue como una especie de despedida, porque en los próximos días deberá dejar el cargo de dirigente estatal del PRD, aunque le queda todavía un año más como diputado federal.

 

En estos momentos de efervescencia electoral, donde hay aspirantes de todos los tamaños y calibres, y muchos ni siquiera tienen la mínima idea de lo que es la responsabilidad de gobernar la entidad o un municipio, vale la pena releer el mensaje del mandatario, para entender que aunque hay muchos aspirando por un cargo de elección, son muy pocos los que están a la altura de las circunstancias, para enfrentar los desafíos que requiere Tabasco, manteniendo la alternancia en el Poder Ejecutivo.

 

Expone Arturo Núñez en relación al quehacer legislativo, que rendir cuentas, informar de lo hecho durante el desarrollo de las funciones encomendadas por el voto popular para ocupar un cargo de elección popular es parte importante del proceso democrático. Destaca que la tarea primigenia de un legislador es precisamente legislar pero no solo es legislar, es debatir y es también gestionar respuestas a las necesidades de sus electores, de sus representados, y eso es lo que hacen los legisladores tabasqueños.

 

Luego explica que uno de los objetivos que se propuso cuando asumió el cargo de Gobernador, es que la alternancia además de pasar de un partido que había gobernado muchos años para darle oportunidad a otro partido, tenía que aprovecharse como una oportunidad para todos los tabasqueños, donde se tendría que cambiar la dinámica política que traía el Estado de una confrontación permanente entre las dos fuerzas partidistas más importantes, una confrontación entre el PRD y el PRI que no se debe seguir dando.

 

Núñez Jiménez reflexiona que por encima de los intereses partidistas, de cada tabasqueño, debe prevalecer un interés común, la convivencia armónica, por eso expresa que el PRI y el PRD no deben ser enemigos irreconciliables, ya que al final de cuentas a todos, inclusive a los que militan en otros partidos o no tienen interés en una presencia partidista, nos debe unir la condición de tabasqueños, convocando a emprender un esfuerzo conjunto, dentro de la pluralidad y diversidad de ideas, para propiciar un ambiente de concordia.

 

La alternancia permitió en los primeros años de la administración nuñista, poder hacer un esfuerzo extraordinario entre todos los actores políticos, alcaldes, legisladores, dirigentes partidistas, para hacer trabajo conjunto, introducir al trabajo, darles elementos para su mejor desarrollo como diputados y luego como alcaldes, y ese mismo ejercicio también fue promovido con el Instituto de Administración Pública, el Congreso del Estado. Con el Acuerdo Político por Tabasco se pudo avanzar en muchos temas, principalmente en el ámbito legislativo.

 

Reconoce Arturo Núñez que la alternancia ha sido positiva para el desarrollo político del Estado, además de haber encontrado el respaldo entusiasta de legisladores y los alcaldes tanto del PRD, como también de los alcaldes y los diputados de los demás partidos, como es el PRI y el PAN que era de los que ya había habido diputados y alcaldes. Hoy, en el actual trienio hay diputados de varios partidos como en otras legislaturas y los municipios son gobernados ya por cinco partidos políticos diferentes, habiendo gobernabilidad.

 

Y es que una de las premisas básicas que debe existir en todo Gobierno, es como lo viene haciendo Núñez Jiménez, una vez que están en funciones para las que fueron electos, se deben a todos, es decir, hay que atender a todos los los tabasqueños sin distingo de partido. Luego hace votos para que nunca más en Tabasco la lucha política se presente como confrontación permanente y en desunión de los tabasqueños, porque el que pierde al final de cuentas es Tabasco, ya que si sacamos cuentas el pleito político ya tiene varios años.

 

Reflexiona el mandatario que la democracia implica dos condiciones. La primera es reconocer la diversidad social, la pluralidad política-ideológica, bajo el criterio de que somos muchos y somos distintos; y la segunda condición, es que aunque los tabasqueños piensen diferente, la única forma de ponernos de acuerdo, para darle dirección a la sociedad y que tenga sentido hacia dónde va, es precisamente dialogando, negociando y construyendo acuerdos. A eso se ha dedicado, y mantendrá esa línea hasta el final.

 

Destaca además Arturo Núñez todavía hay partidos políticos en Méjico, que solo hablan de la pluralidad, pero no construyen acuerdo con ninguna otra fuerza política, con la cual lo niegan en los hechos, resaltando Si somos demócratas de a deveras, tenemos que asumir la pluralidad. La alternancia pues ha sido positiva para Tabasco, la única forma democrática de procesar la pluralidad es con el diálogo, la negociación y el acuerdo.

 

LA PIRAGUA

 

Jesús Alí de la Torre tiene varios meses anunció la decisión de buscar la candidatura al gobierno por la vía independiente, opción en la cual andan caminando otras personas como Oscar Cantón, Manuel Paz Ojeda, y Arturo Abreu Ayala como es sabido, la Ley Electoral establece que solamente una persona podrá ser candidato, para lo cual deben cumplir una lista enorme de requisitos. Aunque Abreu ya dijo que va por Centro.

 

El caso es que el ex alcalde de Centro anda jugando sucio, ayer andaban varias personas en la Colonia El Águila, sorprendiendo a quienes tienen decidido su apoyo a Oscar Cantón, a través de lonas en sus viviendas; nos reportan que estas personas se hicieron pasar como enviados de OCZ, diciéndoles que ya no será candidato, pero se exhiben, cuando les piden que mejor se sumen al proyecto de Jesús Alí. La guerra sucia no es solamente mediáticamente, también a ras de tierra.