CÁBALA

 

DANIEL CASTRO JIMENEZ

 

 

VOTO DEL MIEDO

 

En medio de la “selección” de los “coordinadores de organización” en Morena, la “aspirante” de un municipio de la “olla de la Chontalpa” que había logrado casi la unanimidad para ser la “ungida” como la mejor posicionada, sorprendió a todos los integrantes de su consejo político, después que a una semana de diferencia, “tiró la toalla” y declinó al honroso cargo de encabezar el proyecto alternativo de nación del “peje” Andrés Manuel López Obrador.

La declinación aunque sorpresiva fue entendible, argumentando a que la situación de inseguridad en la zona donde fue “postulada”, daba pie a que los “malosos” del rumbo, la consideraran en la lista “negra” de las más “pudientes” y en consecuencia “se pusiera en riesgo, no solo ella, sino su familia.

Le dio “miedo” pues.

Aún cuando el tema da para más, “la anécdota” marca la pauta para refutar la argumentación de partidos políticos y sus líderes, en torno a la inviabilidad de abrir el debate para considerar el financiamiento privado en las campañas políticas.

En los procesos electorales, cuando menos en Tabasco, desde las famosas “cajas de pandora” de Roberto Madrazo Pintado y sus 700 millones de pesos, se conoce que el dinero que no se ve y no se puede auditar porque es dinero a la mano, rebasa en mucho los famosos topes de campaña.

En muchas zonas del país y el referente “abarca” lo confirma, las prácticas son usuales. En la zona del sur de Veracruz, Eva Cadena, cayó víctima de este tipo de procesos.

En algunos municipios de Tabasco, “la lana” que circula las 48 horas previas a una jornada electoral, rebasa los 15 millones de pesos – en municipios baratos- si bien la practica ubica a “financiadores” en materia de obra pública, no se puede descartar que algunos de “los malosos” que asustaron a la aspirante de Morena, estén pensando en lavar “algún sencillito”.

Luego entonces, tanto los partidos políticos, como autoridades electorales se estarían haciendo de la “vista gorda”, estableciendo que la prohibición del financiamiento privado, evita que dinero “a la mano” pueda contaminar a partidos y candidatos.

La elección del 2018 no solo en Tabasco, sino en el país no está exenta de este tipo de eventos aun cuando el financiamiento privado no está regulado, sobre todo cuando “los activistas” de todos los partidos políticos ya tienen una frase hecha: ¿De a cómo va a ser?

KYBALIÓN.– Amador Izquierdo Arellano, aplastó en las encuestas a su más cercano perseguidor en la primera encuesta que Morena realizó en las zonas rurales del municipio de Jalpa de Méndez.

A diferencia de 1988 ahora ya no es conocido como “el criollito”, sino “el hermano Amador”.

Un total de 67 líderes religiosos de la zona se reunieron con él hace dos días. Algo similar a lo que pasó en la encuesta de los “morenos” en Macuspana, donde Julio Gutiérrez Bocanegra, está imparable.