Corte de Caja

José Martínez

“Cambia Tu Tiempo”, reconstrucción social

Su cumplió la meta. El programa “Cambia Tu Tiempo” abarcó los 17 municipios de Tabasco. Lo que empezó hace dos años, de manera rápida permeó en toda la entidad bajo una visión: servir a quien más lo necesita.

El programa social es administrado y operado por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, cuyo objetivo es fomentar entre los jóvenes y sus familias una cultura de apoyo; a través del desarrollo de actividades encaminadas a la asistencia social, atendiendo preferentemente a la población vulnerable; contribuyendo con estas acciones a la reconstrucción del tejido social de las familias y comunidades del estado.

“Con bases sólidas estamos construyendo nuestro tiempo. Detrás de cada acción expresada aquí, está la vida y el destino de muchas personas y familias que han encontrado en el DIF Tabasco un camino lleno de oportunidades y esperanzas”, señalaba en ese entonces la presidenta del DIF, Martha Lilia López Aguilera.

Y abundaba: “El tejido social es todo aquello que tenemos en común, son los vínculos que nos unen, que nos dan identidad y nos permiten perpetuar nuestras costumbres y cultura. Un tejido social fuerte implica solidaridad y participación, permite sentirse protegido ante cualquier adversidad, es contar en cualquier momento con la comunidad”.

Sostenía que cuando se piensa en los jóvenes se piensa principalmente en una época de la vida, pero la juventud es más que eso. Es un estado de ánimo, es tener la voluntad, es tener coraje en vez de timidez, es el apetito de la aventura, es el principio de cualquier esperanza.
Hoy, afirmaba, los jóvenes son parte fundamental del cambio que este gobierno prometió, son quienes han provocado que con sus acciones se acerquen a los corazones de personas desconocidas.

Fue el 3 de marzo de 2015 cuando entró en marcha “Cambia Tu Tiempo”, donde ese tiempo libre podría utilizarse en brindar apoyo, y ser usado de una mejor manera.

Todo inició con los 2,671 jóvenes, y que poco a poco fueron reconstruir el tejido social, hasta llegar ahora a más de 40 mil en todo Tabasco, aunque la meta es que hayan 50 mil.

Hoy se puede decir que han cambiado la historia de vida de los adultos mayores en la Casa del árbol, de los niños en los Cendis, de las personas con discapacidad en los centros Vida, del Centro de Atención a Ciegos, de las familias que diariamente cruzan las calles, hacen ejercicio, acuden al mercado y que han sido testigos de que cambiar el tiempo por hacer feliz a los ciudadanos.

Como generadores de cambio, llegó hasta los dos últimos municipios que hacían falta, Balancán y Tenosique.

Por su parte el gobernador Arturo Núñez ha dicho que, con la colaboración de los jóvenes, quienes ofrecen un poco de su tiempo a favor del bienestar de sus conciudadanos, se puede atender de mejor manera a la población en desventaja.

La noble labor viene igual a unir a las familias, sobre todo a aquellas que presentan rupturas, y en cualquier momento pueden empujar al joven a un abismo del cual difícilmente pueda escapar.

HABERES
EL SECRETARIO de Gobierno, Gustavo Rosario Torres, indicó que fue el ex gobernador del estado, Manuel Andrade Díaz, quien le abrió las puertas del estado a los Zetas, donde llegaron a estar más de cien. Un señalamiento grave. Quizá lo más pertinente es que el responsable de la política interior no se suba al ring con el actual diputado, que gusta de los reflectores.