SHISHITO

Francisco Gómez Hernández

 

 

Cuidado con las acusaciones temerarias

 

La inseguridad pública se convirtió en los últimos años uno de los temas centrales de preocupación de los ciudadanos y por tanto, una de las cuestiones a resolver por los responsables de la procuración y la aplicación de la justicia. El interés de la población que hace referencia a la delincuencia ha aumentado enormemente en los últimos años (…) La seguridad es una condición necesaria para el funcionamiento de la sociedad y uno de los principales criterios para asegurar la calidad de vida.

La crisis de la seguridad y su correlativa necesidad de reforma han conducido a que, en ocasiones, desde los ámbitos de gobierno se formulen recetas simplistas para actuar sobre los síntomas y no sobre las causas, conocidas en el ámbito anglosajón como la búsqueda de la bala color de plata, que alude a la leyenda del hombre lobo, que, como la falta de seguridad, amenaza a la sociedad. Sin embargo, la bestia inmortal, tiene un talón de Aquiles, se puede acabar con ella con sólo un disparo con una bala de plata al corazón ¿Pero quién tiene esa bala?

Muchos países del mundo, México no es la excepción y Tabasco como muchos estados de la República, son presa de ese flagelo que crece y que la vertiginosa bala color de plata no aparece para frenarlo. Por ejemplo, el pasado primero de septiembre sucedió en Villahermosa uno más de tantos asesinatos que a diario se dan ¿de manos de quién? ¿quién sabe? pero si de un enemigo de la sociedad, que se sabrá hasta que las autoridades den con el homicida.

La víctima, Jerry Barceló Cazola era un padre de familia, comerciante como muchos que su pensamiento esencial era el bienestar de la sociedad comenzando con la familia como célula básica, preocupación constante que lo llevó a participar en la mesa de la sociedad civil sobre seguridad pública, donde aportaban ideas y proyectos de ayuda al combate de la delincuencia, “Jerry fue un integrante, un ciudadano preocupado, ocupado, prudente, bastante responsable en sus planteamientos, nunca fuera de tono, siempre con una propuesta civilizada, respetuosa, cuidadosa y firme”, palabras del secretario de Gobierno, Gustavo Rosario Torres.

Calificativos como ‘hombre de bien’ externado por el gobernador Arturo Núñez Jiménez y el secretario Gustavo Rosario Torres, se empezaron a dar por la radio, las redes sociales y medios en general al saberse del crimen, a la par la Fiscalía General del Estado hizo lo suyo, iniciando los trámites de protocolo, y las declaraciones del fiscal han sido permanente en los primeros avances de la investigación, la primera acción el decomiso de una moto que tiene las proporciones parecidas a la usada por el victimario.

Cierto que las autoridades tienen que esclarecer el caso, y el gobernador ha dado su palabra de que este y muchos crímenes más no quedarán impune.  Demanda a la que se suman empresarios, sociedad civil, partidos políticos y diputados. Pero cierto es también que tiene que haber la mesura de quienes al calor de las pasiones buscan politizar, el artero crimen que en nada ayuda, a su buena investigación, expresiones temerarias de un diputado como Manuel Andrade conocedor de las leyes aún con su inmunidad procesal, de un dirigente de partido, como Gustavo de la Torre Zurita o de cualquier persona de la sociedad, decir o comentar que tal o cual persona fue, es una acusación temeraria que se puede caer en un delito. Más vale esperar un tiempo prudente que las autoridades hagan su trabajo.

SHISHERO. – Oportuna y precisa la aclaración del rector de la UJAT, José Manuel Piña Gutiérrez, en el tema de la relación o convenios Pemex-Universidad, eso significa clara y sencillamente que no hay nada que esconder, los resultados de las auditorias sin duda darán la razón a quien la tenga.

 

Correo shishito_50@hotmail.com.

Twitter: @shish_tabasco

Facebook: Shishito – Noticias de Tabasco para el mundo

Blog: http://shishito-noticiasdetabasco.blogspot.mx