Corte de Caja

José Martínez


Las carpetas del saqueo continúan abiertas; los tiempos de la ley

 

Quienes pensaban que las carpetas de investigación estaban cerradas en el tema del saqueo a Tabasco, se equivocaron. Parece que el reciente sismo no le cayó nada bien a uno de los implicados, y, literalmente, asomó la cabeza para ser detenido. Se trata de Alejandro Villegas Aparicio, ex tesorero de la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF), en la administración pasada.

De acuerdo a la información de la Fiscalía General del Estado, este personaje tenía en su contra tres órdenes de aprehensión, derivadas de denuncias presentadas por la actual Contraloría del Estado.

Las investigaciones revelan que estuvo escondido en un complejo viviendístico de la delegación Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, bajo el nombre de “Mario”. Sus causas penales fueron los delitos de peculado, ejercicio indebido del servicio público en pandilla, y ejercicio indebido del servicio público por los actos en que se vio involucrado.

Además, se le suma el agravio del patrimonio del estado de Tabasco, por el desvío de más de dos mil 604 millones de pesos del ejercicio fiscal 2012.

Villegas Aparicio era la persona quien acudía directamente a las instituciones bancarias para realizar movimientos financieros —solicitaba estricta confidencialidad—, con el aval de quien fuera su jefe directo, Miguel Ángel Contreras García, subsecretario de Egresos de la dependencia.

Se sabe que este sujeto era el encargado material de hacer las transacciones de dinero en efectivo a nombre del gobierno del estado, que era llevado de los bancos a las instalaciones de Finanzas en cajas de cartón a través de empresas privadas de seguridad. En las oficinas, daba instrucciones precisas para la logística de los fajos de dinero recibidos.

Otros de los implicados, y que hasta el momento se encuentra prófugo es Luis Felipe Graham Zapata, quien desde octubre de 2013 tiene Ficha Roja de la Interpol para ser capturado. Adalberto Vázquez Gómez, quien fungiera como director administrativo de la Secretaría de Salud, está en la misma situación.

Mientras que Miguel Ángel Contreras García, ex subdirector de Egresos, está señalado de participar en desvíos de montos millonarios.

Por otra parte, el ex secretario de obras Públicas (SAOP), Héctor López Peralta, así como a Beatriz Luque, ex secretaria de Educación, igual tienen abiertas sus investigaciones.

“En ningún momento se ha dejado de diligenciar el asunto, pero tampoco se puede andar diciendo qué es lo que se va hacer, porque son casos muy serios, además se estaría violando el proceso de los acusados”, indicó el Fiscal del estado, Fernando Valenzuela.

Como anoté líneas arriba, los tiempos de la ley son propios, las carpetas continúan abiertas y estos personajes -prófugos- en cualquier momento podrían caer en manos de la justicia. Con su captura será posible desenredar otro tanto de la madeja para saber dónde quedó el dinero faltante que abrió un boquete a Tabasco que impidió a la actual administración arrancar con normalidad. Fue preciso un gran trabajo de coordinación para sortear los obstáculos.

HABERES

RENUNCIÓ a Morena la conocida activista de izquierda Orieta Orueta Madrigal, quien en protesta contra “el cochinero de la elección de coordinadores municipales” dijo que se iba al PRD. La vieja guardia de los simpatizantes de López Obrador está “muy molesta”, sostuvo una de las lideresas naturales en Jalpa de Méndez. Y es que para las encuestas la diputación local no la incluyen con el pretexto de que no estaba en el padrón de su partido. Hay inconformes en Huimanguillo, Cárdenas y Comalcalco, afirmó.