Guayabazo

Manuel García Javier

guayabazo@hotmail.com

 

Solidaridad ante todo

Rasgando escombros y con la llamada “soga de vida” atada a la cintura, lentamente y a rastras se introducen en las estructuras colapsadas. En su cara se les denota cansancio… poco les importa, no se desalientan y continúan  de pie y firme en la búsqueda de cadáveres y seres vivos,

Y de nuevo, como culebras se introducen arrastrándose, polvos de caliza les cae en sus ojos y, por momentos, les falta el aire… Esperan como premio la satisfacción de que el pueblo les reconozca…Son los héroes rescatistas en medio del dolor de miles de mexicanos.

“¿Estás ahí?… habla para que sepamos dónde estás”, expresan los intrépidos hombres en medio de gigantescas moles de concreto. Afuera del reducido hoyo, los demás alzan momentáneamente su mano derecha y. con el puño cerrado, dan la señal de que hay que guardar silencio para tratar de escuchar movimientos o sonidos de alguien con vida.

¡Otra vez!, y precisamente una hora después de que todo México realizara un gran simulacro del terremoto de 1985 que dejó miles de muertos en la capital del país, un sismo con una intensidad de 7.1 grados, registrado en los límites de Morelos y Puebla, devastó el centro de la República.

El número de muertos es impredecible, aunque para las autoridades de Protección Civil es de 273 hasta la tarde de ayer jueves: 137 en la Ciudad de México, 73 en Morelos, 43 en Puebla, 13 en el Estado de México, 4 en Guerrero y 1 en Oaxaca.

El gobierno federal echó andar el ‘Plan Mx’ del que es parte el DN-III-E, y de inmediato entró el Ejército, la Marina, la Federal, todo bajo la supervisión de Protección Civil

Algo digno de destacar es que a raíz de esta desgracia, otra vez salió a flote la solidaridad de los mexicanos que, no obstante haber resentido el movimiento telúrico, se colocaron en fila para ayudar a remover los escombros.

Es una labor titánica, sensible y de persistencia de esos héroes anónimos que, salidos de la nada, a cada momento alzan la mano para colaborar, incluso arriesgando la vida, en la búsqueda de vivientes.

En medio de las montañas de concreto se escuchan voces de quienes quedaron atrapados, viven una eternidad de angustia, terror y desesperación “…Hijo, te amo, aquí estamos toda tu familia, aguanta por favor, todo va a estar bien. Que Dios te cuide…”, fue uno de tantos llamados, mediante un megáfono, pero parecería que esa voz se perdía en lontananza de la urbe más poblada del planeta.

Momentos de alegría, emoción y aplausos se escuchaban en diversos sitios de la capital del país después de que rescatistas recuperaban a seres vivos;. Ahí también, en medio del sufrimiento, se observaban hermanados abrazos cuando la impotencia les llegaba al ser rescatada alguna persona  muerta… Sólo se les pidió resignación ante tan doloroso transe.

Empero, el frijolito en al arroz lo dio la Secretaría de Marina que ocultó información y negó rotundamente la existencia de una estudiante de secundaria viva entre los escombros. La tarde de este jueves, el subsecretario de Marina,  Almirante Ángel Enrique Sarmiento, dijo no tener conocimiento de esa niña y que, por el contrario, se trata de una persona mayor.

Lo anterior, no obstante que la televisión nacional dio a conocer una entrevista con el encargado del mando y operación de las labores de rescate en la Escuela Enrique Rébsamen, Almirante José Luis Vergara, Oficial Mayor de la SEMAR, quien aceptó que se trataba de una menor que tenía 12 años y de nombre Frida Sofía y que estaban a centímetros de llegar a ella.

Vergara aceptó dar tal información de manera oportuna y siempre con transparencia: “Es cierto lo de la niña Frida, pero surge una gran duda: ¿Por qué no hay una familia que reclame el cuerpo o la vida de su hija?. Me consta que hay vida atrapada en esa área desde el momento del colapso, incluso me opuse a que se utilizara maquinaria pesada”, afirmó el funcionario de la SEMAR.

De todo esto, surge una pregunta: ¿Por qué ocultar el nombre de una menor deslindándose de todo lo referente a ella? ¿Es familiar de algún político? ¿Qué contubernio existe entre la Dirección de la Escuela y las autoridades encargadas del rescate y de la propia Secretaría de Educación? ¿Por qué nadie reclama el cuerpo de Frida y los supuestos padres de familia  desaparecieron del lugar de los hechos?… México necesita la verdad, no contradicciones de la Secretaría de Marina y del propio Secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer.

En verdad, los sismos del 7 y 19 de septiembre generaron la adhesión de todo el país y Tabasco no fue la excepción: El gobernador Arturo Núñez Jiménez, refrendó la solidaridad de sus gobernados con la población afectada. En tal sentido, anunció el envío inmediato de siete toneladas más de víveres a las familias de Oaxaca y Chiapas, e indicó que a lo más pronto posible se mandará ayuda a los damnificados de Morelos, Puebla y Ciudad de México.

“Con Miguel Ángel Mancera Espinosa acordamos enviar ayuda humanitaria. Al mandatario de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu, se le enviará comida enlatada. Con el gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad, quedamos de estar al pendiente para cualquier apoyo que se requiera”, refirió el mandatario. Tabasco está en pie de lucha y como siempre dará la cara en favor de sus hermanos en desgracia… Nos leemos en la próxima.