ATARDECER POLÍTICO

–       ¿Aptos en el IEPCT?

 

HACÍA MUCHISIMAS DÉCADAS QUE EN NUESTRO ESTADO no se contaba con el liderazgo de una persona como lo es la maestra Martha Lilia López Aguilera de Núñez, quien está al frente del Sistema Consultivo del DIF Tabasco, quien desde su arribo a esa institución, sin duda ha puesto un sello muy particular y ha marcado un parteaguas en materia de inclusión social para los grupos más vulnerables en nuestro estado. Esta mañana tuvimos el honor de acompañarla a una reunión donde a representantes de medios de comunicación, nos expuso más a profundidad el nuevo proyecto denominado EnSeñas, que pretende ser un centro de atención especializada para personas sordas, que de entrada, se habla de que en Tabasco son más de 60 mil personas las que cuentan con este padecimiento y que por muchísimo tiempo han sido excluidas y se han visto totalmente limitadas en oportunidades de desarrollo tanto personal como profesional, en comparación con otros países como Estados Unidos y España, donde estas personas, a pesar de su discapacidad, cuentan con instituciones que les brindan las facilidades para concluir grados académicos incluso hasta de nivel doctorado, lo que habla de plenas habilidades y capacidades. El problema queda claro, que no son las discapacidades, si no que por mucho tiempo hemos sido sociedades egoístas, que preferimos hacer caso omiso a estas situaciones dejando en el desamparo a estas personas. Ahora, se tiene una pauta para hacer la diferencia, para que a partir del 15 de diciembre, fecha en que sea inaugurado este centro de atención, no solo contribuyamos a canalizar a personas con discapacidad auditiva, sino más bien en un acto de responsabilidad social, nos capacitemos para poder comunicarnos con estos grupos. Y es que nos platican que para una persona promedio, se lleva un tiempo de 8 a 12 meses en aprender el lenguaje de señas para tener un nivel apto como para entablar conversaciones. Insistimos, esto es, responsabilidad social. Con la novedad que ya el domingo inicia el IEPCT la organización del proceso electoral 2018, para elegir gobernador del estado, alcaldes y diputados locales. Hoy debieron aprobar el proyecto de presupuesto a ejercer el próximo año, pero resulta que no se pusieron de acuerdo los consejeros, debiendo retirar el punto del orden del día previsto en la sesión de esta mañana. No sabemos si antes del domingo vayan a volver a sesionar los consejeros electorales para revisar el tema, pero si en estos temas no pueden ponerse de acuerdo, qué se podrá esperar con el proceso electoral, cuando son los árbitros, y deben tener puestos ojos, oídos, y todos los sentidos para que nada se les salga de control, ya que del desempeño que tengan, va a depender como se vaya dando la organización del proceso electoral. Sobre los consejeros electorales pesa la responsabilidad de que se realice una contienda con todas las características que establece la ley, que sea imparcial, transparente, democrático, legal, y a estas alturas no sabemos qué tan conscientes están todos ellos del papel que van a desempeñar, ya que desde el proceso electoral del 2015 y el extraordinario del 2016, lo que han mostrado, es incapacidad y voracidad para gastar el presupuesto, sin dar resultados efectivos. Ya se deben ir tres consejeros electorales, los que entran al relevo tienen el compromiso de sacar la casta, de evitar caer en la misma actitud de todos quienes se van a quedar, porque sería muy lamentable se les salga de control el proceso electoral, porque está en juego el destino de Tabasco. El domingo cuando den el banderazo de salida al proceso electoral, los consejeros electorales deben demostrar a qué se comprometen, porque si no están a la altura de las necesidades, no queremos imaginarnos el lodazal que podría convertirse todo esto, debido a que si en esta etapa donde muchos aspirantes andan caminando, con guerra sucia de por medio, no pudieron intervenir, argumentando no tener los recursos necesario para realizar ese monitoreo, no vaya a ser que salgan con esa misma excusa en la etapa de precampañas y campañas. El IEPCT en el 2015 fue el responsable de la anulación de la elección de Centro, jamás se sancionó a nadie por esto, generándose un gasto mayor con el proceso extraordinario. Tabasco no estará en condiciones que por el proceso del año próximo se diera otra anulación, por eso es que los temores sobre si están o no a la altura los consejeros electorales no son infundados. No están los consejeros electorales para curva de aprendizaje. Se necesita que ejerzan a plenitud su autoridad, que no les tiemblen las manos para sancionar a quien incurra en excesos a los que establece la legislación vigente, sin importar de quien se trate. Lo que mal empieza, mal acaba, dice un dicho popular. Ojalá no sea así en el IEPCT, porque si algo sale mal, ellos serán los responsables.