DE CARA A TABASCO

RUBÉN ARCEO PÉREZ

****LA DEGRADACIÓN SOCIAL NO ES PRODUCTO DE UN SEXENIO

 

En esta sociedad, hay acciones que no vemos o no queremos ver, mientras nos enfrascamos con otras que provocan la negación de una realidad, debido a la misma degradación social que algunos llaman politización.

Tabasco, al igual que otras entidades del país, atraviesa por una situación económicamente muy difícil.

Ello no es ni será jamás la justificación de diversos delitos.

Pero ese es un tema que tocaremos en otra ocasión.

Es cierto que a diario se cometen delitos en Tabasco.

Producto de la desintegración de las familias o la irresponsabilidad de los padres, que no supieron educar y formar a sus hijos como hombres de bien.

Hemos visto que los saqueadores en las carreteras, actuando como aves de rapiña, llevan a sus hijos a que roben al igual que ellos.

El día de mañana esos pequeños serán ladrones sin duda alguna.

Y eso no es culpa del gobierno.

La sociedad no está cumpliendo con la responsabilidad que les corresponde.

Se nos fue ese Tabasco, en donde las personas del campo tenían vergüenza y había gente honrada.

Y así con el paso del tiempo fue creciendo la delincuencia, al grado’ tal que en los secuestro la mayoría de las veces están involucrados familiares y amigos de las víctimas que terminan ejecutándolos.

Hoy se están  dando  acciones que han dado buenos resultados, para prevenir actos de homicidio como el caso de la familia Moguel, partiendo de la denuncia oportuna, lo que impidió el homicidio.

El caso del empresario Barceló nos ha mostrado el trabajo de inteligencia e investigación.

Se han desarticulado un número importante de banda de secuestradores, detenido a muchísimos ladrones, pero si no hay denuncia no se puede hablar de la aplicación de la justicia.

Este martes, fue recibido por el gobernador Arturo Núñez, director general del ‘Observatorio Nacional Ciudadano’, Francisco Rivas Rodríguez, con quien acordó la suma de esfuerzos para fortalecer las tareas de seguridad en la entidad.

Sabemos que es con la suma de esfuerzos y la participación de todos los sectores de la población, se puede recuperar ese Tabasco, que al paso de los años se fue degradando y que no es producto de un sexenio.