Guayabazo

Manuel García Javier

guayabazo@hotmail.com

 

Preocupante panorama educativo

 

En cierta ocasión acompañé a la maestra Martha Victoria Andrade Alcocer, cuando fungía como directora general del Colegio de Bachilleres de Tabasco, a uno de sus recorridos por planteles. La funcionaria, especializada en matemáticas, acostumbraba entrar a los salones de sexto semestre y, al azar, preguntaba a los alumnos: ¿Cuánto es 5×8, 9×4, 4×3…?. Y la respuesta fue nula… ¡No sabían las tablas de multiplicar!.

En esos días, la profesora me comentaba la vergonzosa situación en que se encontraban sus alumnos a punto de egresar como bachilleres, cuyos catedráticos tenían gran parte de la culpa. Y así continúan.

En días pasados el maestro José Hernández Luque, director de la Academia Siglo XXI de Paraíso, expresaba con desaliento en un programa de radio, que a partir del mes de febrero de este año entrevistó y evaluó a 647 egresados de tres centros de educación superior de la entidad: la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco y del Instituto Tecnológico de Villahermosa.

Menuda sorpresa se llevó cuando comprobó que los ya profesionistas resultaron con bajísimo nivel académico. Ello, dijo, repercute en el rechazo por parte de empresas que no encuentran personal especializado; es decir, a Tabasco le resulta difícil atraer empresas de la rama industrial porque no cuenta con la base educativa que se debería tener y eso es preocupante.

Asienta el especialista en preparar a jóvenes rumbo a instituciones de educación superior, que tal crisis educativa conlleva a la fuga de talentos, pues los pocos que relativamente llegan a instituciones como la UNAM y el IPN, de hecho nunca regresan al Estado.

También entrevistaron a 77 ingenieros egresados del Tecnológico de Comalcalco a quienes evaluaron en cuatro áreas fundamentales: Comunicación, razonamiento matemático, habilidad oral y escrita… el resultado fue de cero ¡Totalmente reprobados!… No saben dividir o multiplicar.

En cuanto a la UJAT, de nada sirve que el rector José Manuel Piña Gutiérrez anuncie una inversión de 1,300 millones de pesos en infraestructura física, cuando debe ser en infraestructura educativa.

La  situación de la UJAT y de su “honorabilísimo” rector no para ahí. Tan sólo en el área de inglés, la Academia Siglo XXI evaluó a 114 egresados, de los cuales sólo 7 saben hablar ese idioma; sin embargo, muchos de ellos ejercen como profesores de inglés.

Y lo más triste de todo, es que constantemente los “flamantes” rectores se felicitan entre sí y, en una especie de sociedad de los mutuos elogios, se dicen: ¡Qué bien vamos!, pero en realidad es lo contrario; y cuando se refleja esta en la calidad académica, se dan cuenta que en los parámetros donde salen bien es porque no utilizan ni existe ningún centro de evaluación medir la calidad académica de egresados.

Están tan mal en esas universidades, que aprueban a estudiantes sólo por haber asistido a clases, aunque hayan reprobado. Es decir, si un egresado recibió su título es porque solamente hizo acto de presencia en el salón de clases, no porque verdaderamente haya aprobado. “Estamos reprobados en Tabasco 100%”, afirma finalmente Hernández Luque.

El catedrático propone se realice una serie de foros públicos donde abiertamente se hable de la realidad educativa de la entidad; el por qué los directores de secundaria culpan a la primaria, los de prepa a la secundaria y los rectores universitarios atribuyan el fracaso educativo a la prepa; Además, se analice porqué el salario promedio de un egresado  es de 5,800 pesos, igual al que perciben egresados de secundaria y prepa.

En este contexto, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kin, dijo el pasado martes en un informe, que “millones de niños van a la escuela, pero no aprenden ni siquiera lo básico para escapar de la pobreza”. Y advierte de una “crisis de aprendizaje en la educación global que acentúa la desigualdad social”.

Se hace necesario un minucioso análisis de este preocupante panorama educativo. No engañar a la sociedad y al propio gobernador con cifras maquilladas… Quizá a ello se deba la fuga de cerebros que, para fortuna de ellos, hoy están brillando más allá de nuestras fronteras

 

APOYO SIN LÍMITES A LA EDUCACION

 

Por parte del gobernador Arturo Núñez Jiménez, no ha habido objeción para levantar el sistema educativo de la entidad. Precisamente el martes pasado, en una gira de trabajo por mi querido municipio de Jalpa de Méndez, entregó 33 escuelas reconstruidas.

En un acto efectuado en la ranchería Benito Juárez segunda sección, el jefe del Ejecutivo refrendó que mantendrá hasta el último minuto de su gobierno un respaldo sostenido al desarrollo de esa comuna y destacó el esfuerzo realizado por su administración para dignificar los espacios educativos que prestan servicio a niñas, niños y jóvenes.

Informó que como parte de esta cruzada, al finalizar su sexenio alrededor de 80 por ciento de las más de cinco mil escuelas de preescolar, primaria y secundaria, estarán totalmente reparadas y modernizadas. Repetimos, el gobernador Núñez pone su parte, ahora falta que maestros y padres de familia hagan lo suyo: enseñar a como debe ser… Nos leemos en la próxima.