SHISHITO

Francisco Gómez Hernández

 

Alcaldes despluman el Gallito para campañas

 

El tema de la extorsión a contratistas en ayuntamientos por parte de algunos alcaldes, a veces disfrazados de apoyos avalados con recibos a mano, no es nuevo ni privativo del actual trienio, sino que se recrudece en tiempos de elecciones y al final cuando los ediles están haciendo “maletas” para su retiro. Se trata del famoso diezmo para firmar los planos de algún fraccionamiento que pide y recibe a la mano el director de obras públicas, y ya no se diga del milagro de los proveedores que los diezmos lo pagan por adelantado, con la promesa de que sus facturas a más tardar las cobraran en 30 días, y si bien les va, es a los seis meses o al año.

Con toda seguridad si se consolida el famoso “quién da más” de las prerrogativas para ayuda a los damnificados de los sismos, que pondrán en jaque a los partidos y sus candidatos porque correrán el riesgo de que sus campañas no permeen en el electorado. Peores cosas se verán o ya se están viendo, porque dinero fácil para no caer en la tentación del narcotráfico, el más a mano sería, el de las arcas de los gobiernos estatales y municipales, y estos a su vez aumentarían el cobro de su alcabala, que más que impuesto, sería tributo a candidatos para la compra de votos.

La corrupción en algunos ayuntamientos es a diario y ascendente, el lunes 2 de octubre el secretario de gobierno, Gustavo Rosario Torres se reunió con la clase empresarial, donde recibió quejas de los ayuntamientos de Centla, Huimanguillo, Jalpa, Macuspana y Paraíso, que son los municipios en donde enfrentan mayor problema con los cobros irregulares, que les solicitan empleados de los alcaldes. Los empresarios, dijo el secretario son los que consideran se les están vulnerando sus derechos, pues empleados y colaboradores de los presidentes municipales según denunciaron, le solicitan dinero a la mano para poder instalarse en la localidad.

Sólo pasaron unas horas y una denuncia abierta por un noticiero radiofónico, corroboró las quejas que el lunes antes había recibido el secretario de gobierno de parte del sector empresarial. Antonio Frías Ramón, gerente de la empresa gasera “el Gallito” acusó al alcalde de Jalpa, Francisco Javier “Gajón” Cabrera Sandoval, de solicitarle a la mano la cantidad de 100 mil pesos, aparte de pagar todos sus impuestos, para poder instalar su empresa en el municipio, Frías Ramón, le solicitó su intervención al diputado Juan Manuel Fócil, para evitarse la presunta extorsión, pero la respuesta del diputado fue que ya había hablado con el alcalde y la cantidad había que pagarla.

Otra denuncia que presentó el mismo gerente de la empresa “el Gallito”, fue que en el municipio de Macuspana, estaba siendo objeto del mismo trato, sólo que aquí el jefe de ventanillas, después de pagar su respectivos impuestos para instalar su negocio y generar empleos en el municipio, le solicitaron 400 mil pesos adicionales, el mismo trato de Jalpa de Méndez, lo que obligó a negarse a realizar pagos a la mano, por no tener liquidez la empresa, por lo que prefirió hacer la denuncia para frenar el abuso en estos municipios.

Como carteles actúan ayuntamientos que extorsionan a empresarios, denunció el diputado Adrián Hernández Balboa, y no es para menos, lo que importa a los dirigentes de partidos y líderes “redentores”, son de donde sacar para sus campañas anticipadas, e ir haciendo sus guardaditos para las reales el año próximo, porque como ya dijimos, se pueden quedar sin recursos públicos, y ahí va a estar el detalle, el voto es el voto, y cueste lo que cueste.

Correo shishito_50@hotmail.com.

Twitter: @shish_tabasco

Facebook: Shishito – Noticias de Tabasco para el mundo

Blog: http://shishito-noticiasdetabasco.blogspot.mx