Corte de Caja

José Martínez


Sin “delfines”, dibujan un choque entre PRD-Morena; PRI a la espera

José Antonio de la Vega, presidente de la Junta de Coordinación Política, ha dicho en varias ocasiones que no es el “delfín” del gobernador Arturo Núñez Jiménez, más bien su cercanía es por afecto y agradecimiento por haberlo impulsado en la política desde muy joven en la Ciudad de México.

Por supuesto que existe la relación. Señaló De la Vega que incluso cuando fue panista reconoció el trabajo y el profesionalismo de Núñez Jiménez.

Respecto al piso parejo, del que tanto se habla, su tesis -la cual parece lógica-, es que además de su nombre hay otros como Gerardo Gaudiano, Juan Manuel Fócil y Fernando Mayans, quienes han declarado abiertamente que están buscando ser candidatos para la gubernatura de Tabasco, y que además están caminando en diferentes puntos del estado. Cada quien lo hace a su modo.

Existe una relación de respeto, hasta donde se puede observar, también con los aspirantes de otros partidos, caso concreto Georgina Trujillo Zentella del PRI y Adán Augusto López Hernández de Morena.

En otro escenario, donde las aguas ya andan tibias, se comenta que después del PRD y Morena, el PRI se ve un tanto lejano para ganar la contienda, aunque la diputada federal Trujillo Zentella declaró que no se le puede dar por muerto a un partido que por tradición es fuerte. Es cierto que algunos militantes del mismo instituto alzan la voz para decir que falta unidad, y que el tricolor necesita trabajar con más fuerzas para llegar bien al 2018.

En una larga entrevista que concedió la semana pasada a Emmanuel Sibilla el diputado De la Vega habló de las encuestas, a las que calificó de favorecer a ciertos candidatos con una metodología totalmente equivocada. La publicada hace unos días –dijo-, fue telefónica y concentrada prácticamente en zonas urbanas, que no le daba la variable a los demás municipios, y sobre representaba al municipio de Centro.

Abundó que ahorita no hay encuestas que digan la fotografía de lo que va a ocurrir, porque los únicos que cuentan con candidatos “cantados” son Morena y el PRI.

Detalló que, en el caso específico del PRD, se encuentran en un proceso interno, donde todavía no se sabe quién será el candidato o candidata, y lo mismo sucede en los municipios y en los distritos. Harán sus propios muestreos.

Sabemos, sin que algún aspirante lo mencione, que la contienda será cerrada e intensa. Es muy probable que si no hay una diferencia notoria entre primero y segundo lugares esta contienda terminará en los tribunales. Nada de qué alarmarse, porque es parte del proceso. Lo importante será, como lo dijo el propio De la Vega y lo han señalado Trujillo Zentella y López Hernández, que la campaña cuando llegue el momento sea de propuestas.  Antes deberán pasar por las precampañas durante diciembre y enero.

HABERES
LA SOMBRA de Amílcar Sala Villanueva sigue paseándose por la política tabasqueña. Hasta el momento se ha librado oficialmente de los señalamientos por su participación en el llamado “saqueo de Tabasco” que denunció la administración del gobernador Arturo Núñez. Pero el tío de José Sáiz Pineda y socio de Andrés Granier no se queda quieto. Un incidente policial puso al descubierto que su sobrino José Pedro Sala Espino es coordinador municipal del Partido Movimiento Ciudadano en Tabasco, al tiempo que Ariel Cetina Bertruy –financiado por Sala Villanueva- busca ahora una candidatura en Morena y hasta insiste en que podría anotarse contra Evaristo Hernández por la alcaldía. ¿Preparan el regreso?