CÁBALA

 

Daniel Castro Jiménez

 

Felices los cuatro

 

El pasado fin de semana, me preguntaron en redes sociales que pensaba del “bloque” de aspirantes a la candidatura al gobierno del estado por el PRI, presentada por el legislador Jorge Alberto Lazo Zentella y en la que participaron Nicolás Bellizia Aboaf, Ignacio Lastra Marín y Ady García López.

A simple vista –fue en mi día de descanso- las imágenes representaban un golpe político para el presidente del PRI en Tabasco, Gustavo de la Torre Zurita y también a simple vista, se podía leer que la mano que estaría detrás de ese escenario, era la del ex gobernador Manuel Andrade Díaz.

Sin embargo, de no ser así, tendría desde luego que reconocer la habilidad de Lazo Zentella, para reclutar a tres cuadros que con su sola aparición en ese bloque, reconocen que la candidata a vencer – por no decir confirmada- es Georgina Trujillo Zentella.

En este contexto, Lazo Zentella se convertiría en un activo adicional que el CEN del PRI tendría que reclutar – después de la patada en la cola que le dieron en el PRI local- consolidando su propio camino político.

Destacando desde luego, los acercamientos que en el ámbito nacional han tenido dos de esos tres aspirantes y que han trascendido a unas horas de la celebración del Consejo Político Nacional del PRI.

De acuerdo a esta fuentes, Ignacio Lastra y su grupo, pactó acuerdos con Humberto Mayans, a través de Lorena Beaurregard de los Santos en la Fundación Colosio y se perfila como el coordinador de los foros estatales y federales rumbo a la Plataforma Electoral de su partido, generando con ello condiciones para arribar a una candidatura  federal a su favor y encaminando al ex delegado de la Sagarpa Carlos Reyes, para aterrizar a una diputación local.

Nicolás Bellizia Aboaf, es un cuadro negociador que está en espera de la postulación de José Antonio Meade, pues trae respaldo de su ex compañero de bancada en el congreso federal David Penchyna, actual director general del Infonavit. Su actuación en el bloque no es para apoyar a Gina, sino para arribar al equipo del candidato presidencial de manera directa.

En este desfiguro partidista, la única “víctima” de un acuerdo entre partes, sería la ex diputada federal plurinominal Ady García López, quien trae el respaldo – según ella- del actual secretario de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong.

Ady, generaría con ello las condiciones para abandonar al PRI una vez tomada la gran decisión bajo una simple fórmula política: La “elección” de la candidatura al gobierno, no está en manos del CDE a quien pidieron piso parejo, sino del CEN de Enrique Ochoa Reza; a quien dicho sea de paso, ni Nacho, ni Nico, tocaron con el pétalo de una rosa.

Es decir, la idea de que el bloque es un golpe para el dirigente del tricolor Gustavo de la Torre, se desvanece con estos escenarios. De la Torre, no puede convocar a reunión de aspirantes sin el aval del CEN. La idea de un “Frente Común” también se desvanece, de confirmarse en las próximas semanas, que Ady García, sería la única auto expulsada de un acuerdo político pactado en Insurgentes Norte.

KYABLIÓN. – Como en el PRI pasa, en el PRD también hay de “soñadores” a “soñadores”.

Arrancó su precampaña al gobierno el director del Cobatab, Jaime Mier y Terán Suárez, el “pelón” del carro rojo y los 50 millones de pesos.

Con un pequeño detalle, su principal adversario “personal” no está en el PRD; sino acaba de salir del Creset.

José Ramón Díaz Uribe, trae sed y muchas ganas de estar en la precampaña del Jeep.