CHAPALEO

Por: Samuel García Villegas

master_villegas@hotmail.com  

 

Política, el Arte de. . .

 

 

A RAIZ del próximo proceso electoral y ante la terquedad de los viejos políticos de no querer abandonar los cargos porque dan poder y principalmente billetes, por fin los jóvenes han decidido entrarle al toro y no son pocos los que hoy buscan el medio para publicitarse.  ESTO ME parece magnífico porque su mensaje es diferente al que estamos acostumbrados, uno de ellos dijo hace cinco minutos que “la política es el factor transversal que ocupa todos los aspectos de nuestra vida”

Y RESULTA más interesante cuando fija su postura de caminar solo sin el ropaje de ningún partido político, tal vez considerando que de esta manera podrá llegar al poder sin tener compromisos más que con los que le dieron su voto.

LAMENTABLEMENTE EN este camino no todos piensan igual, existen muchachos que alimentados por falsas promesas se dejan llevar por viejos políticos que solo los utilizan, como es el caso de aquellos “Jóvenes construyendo” que en grupo de cien por cada cabecera municipal luchan por llevar al cargo a un “dino” que siempre les ha fallado.

Y HAY también aquel que arropado por una asociación civil hace intentos por llamar la atención de sus coterráneos y empieza a caminar en política, de la que mi extinto amigo José Antonio Calcáneo Collado decía “política es el arte de comer excremento sin hacer muecas”

Y NO me explico por qué las jóvenes de la Universidad Popular de la Chontalpa en vez de aplaudir y echarle porras no le agarran la palabra a JAVA a quienes visiblemente emocionado les dijo “es el momento de que las mujeres tomen la batuta y participen en la vida política del Estado”

LOS INSTITUTOS políticos -recalcó- deberían de postular a más mujeres tanto para las alcaldías como para las diputaciones locales. JAVA se reservó el derecho de decir a “gobernador” porque es lo que él busca.

AHORA BIEN, los jóvenes si saben aprovecharla tendrán en sus manos la oportunidad de decidir quiénes serán sus representantes ante el Congreso de la Unión, del Congreso local y del gobierno del Estado si le echan ganas en montón y esos 150 mil muchachos que hoy se dedican a cruzar gente en los cruceros para que no los atropellen, cambian su voto en lugar de su tiempo por algo verdaderamente nuevo.

Y CLARO que hay más, mucho más, pero por hoy me voy.