Cayuco

Enrique Muñoz González

 

“Tan malo el pinto como el colorado”.

Refrán popular

 

LOS CANDIDATOS DEL PRESIDENTE

 

La próxima semana se podrá tener humo blanco en el PRI cuando den a conocer la convocatoria para elegir candidato presidencial, si los vaticinios que ya se han hecho no fallan, será postulado José Antonio Meade, titular de Hacienda, y que se piensa, podría sumar votos del PAN, fue Secretario de Estado con Felipe Calderón, además de los sufragios priistas por ser parte del Gobierno Federal emanado de ese partido. Se queda en el camino Miguel Ángel Osorio Chong, por el desgaste natural que propicia Gobernación.

 

Cuando en marzo de este año celebraba el PRI un aniversario más de su fundación, Enrique Peña dijo en su discurso que su partido no iba a apostar a perder, tampoco iba a pactar con otros institutos políticos para cederles el poder después de dos sexenios que estuvo en manos de Acción Nacional, sin embargo, con el pasar de las semanas y meses y viendo que Andrés López Obrador sigue creciendo en las encuestas, el Plan B del Presidente viene siendo la alianza de partidos en el Frente Ciudadano por Méjico.

 

Si bien es cierto no se pacta para entregar el poder, a Peña Nieto no le queda otra alternativa, al ver el rechazo social en todo el país hacía el PRI, debido a que en estos momentos siguen sin sentir los beneficios de las diversas reformas estructurales emprendidas, porque el desempleo crece, los combustibles siguen subiendo, los maestros no tienen reforma educativa, sino restricciones laborales, en fin, pese a lo que puedan decir los priistas, la población no estaría dispuesta a ratificarles el voto, ven posible otra opción.

 

En las encuestas nacionales que se han realizado sobre intención del voto, se mantiene en primer lugar Andrés López Obrador, pero cuando es por partidos, es el PRI el que presenta ligera ventaja, al igual que los partidos que están integrados en el Frente Ciudadano; se considera que al haber candidatos, los escenarios electorales estarían moviéndose, es decir, se considera que El Peje no es infalible y podría empezar a venir cuesta abajo, luego de muchos meses de estar en la cúspide, porque no había contrincantes.

 

La apuesta de Peña Nieto es que Morena, más bien Obrador, no gane la Presidencia de Méjico, por eso tendrá Plan A en el PRI y Plan B a través del Frente Ciudadano, que por momentos parece que se diluye, pero pronto deberán entrar en las negociaciones para elegir candidato presidencial y ahí se verá la fuerza que van a demostrar juntos el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, esperando que se les sume el PVEM. Le van a echar montón a AMLO, poniendo en riesgo incluso la estabilidad del país.

 

Si por el PRI van con José Antonio Meade, ya fue destapado a inicios de semana por Luis Videgaray, al dar a conocer un retrato hablado del candidato, quitándole incluso el derecho a Peña Nieto de hacerlo oficial, y dejando en claro que no juega en el equipo de Osorio Chong; si no hay cambios en los tiempos establecidos, antes de que entre diciembre será postulado y la cargada estará en todo su esplendor, como en los viejos tiempos del priismo.

 

De inmediato en el Frente Ciudadano se van a poner a definir el perfil del candidato, si logran conciliar entre todos los dirigentes que vayan con Rafael Moreno Valle, entonces se podrá tener un proceso electoral muy disputado, y claro esta que van con la premisa de cerrarle el paso a Obrador. El punto de conflicto sigue siendo cómo sacar un candidato en el cual todos puedan estar de acuerdo, ya que hasta Miguel Mancera que pretende esa candidatura condiciona el proceso interno, porque rechazan a Ricardo Anaya.

 

En las negociaciones de una alianza o coalición de partidos, siempre el partido con mejor posicionamiento pone candidato, a nivel nacional el PAN está mejor que el PRD, por eso pretende llevar mano Ricardo Anaya, aunque sigue empujando con fuerza Moreno Valle, porque el dirigente del albiazul ha venido perdiendo credibilidad por los señalamientos que le han hecho sobre sus millonarios bienes y de su familia. Si se equivocan, van a perder y es posible que hasta arrastren al tricolor, y los arrase la ola obradorista.

 

La elección tendrá un final de fotografía, porque con Meade, Moreno Valle y López Obrador en las boletas, cualquiera podría ganar, el que cometa menos errores estaría en condiciones de alzarse con el triunfo, además de que aprovechen los debates para proponer, porque si llegan a descalificar, decepcionaran a muchos votantes, haciendo crecer el abstencionismo y lo que se busca es darle al ciudadano opciones para que a Méjico le vaya mejor.

 

Enrique Peña no tiene más opciones para la sucesión. Tratará de ganar con lo que tiene, se quedan en el camino otros prospectos, que si bien tienen una gran preparación como José Narro, carece de carisma con la gente, realmente importa mucho la conexión que un candidato pueda hacer con el electorado. Poco a poco se va despejando la duda de los presidenciables, los demás que la andaban buscando, al menos tienen asegurada una senaduría o diputación federal pluri, como premio de consolación y todos felices.

 

LA PIRAGUA

 

Hoy tendrá Adán Augusto López Hernández la oportunidad de explicar todo lo que acontece al interior de MORENA con la designación de los coordinadores municipales y distritales, que no son otra cosa más que los inminentes candidatos a alcaldes y diputados locales, porque es demasiada la inconformidad que existe en los municipios ante los nombres que se han venido anunciando, sobre todo en Cárdenas.  Si la apuesta es ganar, deberían ir pensando que muchos prospectos no suman, le restan al proyecto que podría aniquilar el denominado Efecto Peje.