Guayabazo

Manuel García Javier

guayabazo@hotmail.com

 

No hay de otra; o Benito, o Nacho

La tan peleada candidatura priista al Gobierno de Tabasco cada día se clarifica más. La aspirante Georgina Trujillo Zentella que se consideraba amarrada, hoy se tambalea ante el destape de José Antonio Meade Kuribreña, quien este domingo hizo oficial su precandidatura tricolor a la primera magistratura del país, después de que Luis Videgaray Caso trastabilló y el mandamás tuvo qué optar por el más viable y el menos golpeado.

Gina se la había jugado con Videgaray, el mismísimo presidenciable secretario de Relaciones Exteriores, que trajo a México a Donald Trump en campaña a entrevistarse con el Presidente Enrique Peña Nieto, y del que, se pensaba, ya tenía la venia del señor de Los Pinos. Pero como la diputada se dio cuenta del craso error cometido de que él ya no, trató de irse a refugiar con las huestes del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el cual tampoco fue.

El desliz ginista fue aprovechado por políticos de viejo y nuevo cuño, así como algunos pretendientes a la silla que hoy ostenta Arturo Núñez Jiménez, los cuales hicieron viaje especial a la ciudad de México para entrevistarse con el titular de Caminos y Puentes Federales y Servicios Conexos, Benito Neme Sastré, primero para medirle el agua a los camotes y corroborar su fortaleza con el ungido presidencial y, después, ver la posibilidad de unir fuerzas.

Palabras más, palabras menos, pero éste dijo que ciertamente él aspira a gobernar su tierra y que su gente está trabajando no para él sino para apoyar a quien sea el candidato presidencial y el que su partido decida sea el abanderado al gobierno tabasqueño. Y ciertamente, se ha visto que Benito Neme por el momento no se ocupa en andar en calenturas políticas, porque tiene los pies bien puestos sobre la tierra y sabe positivamente que, llegado el momento, decidirá si va, o no va.

Y es que Benito tiene una envidiable y fuerte estructura, como pocas en Tabasco, para coadyuvar a que el PRI gane las elecciones del 2018. Además, es el único que a través de su organización le ha quitado muchísimos golpes a la figura presidencial.

Por cierto que un pajarito nos comentó por ahí, que en una de esas visitas, Benito habló muy bien del también pretendiente de la silla gubernamental, Ignacio de Jesús Lastra Marín. Nos comentan que ante los calenturientos suspirantes abrazó efusivamente a Nacho, expresando que deben poner los ojos en un tabasqueño distinguido que en los cargos que ha tenido se ha dedicado a servir de manera leal a la colectividad. Es decir, se van aclarando las aguas dejando ver quiénes estarán en la recta final de la lucha por el galardón: O es Benito, o es Nacho, para portar la estafeta priista el próximo año en el hándicap por el Gobierno de Tabasco.

El caso es que, de resultar Benito Neme o Nacho Lastra candidatos del PRI, tendría cualquiera de los dos que medir fuerzas con Adán Augusto López Hernández, de Morena; José Antonio de la Vega Asmitia Gerardo Gaudiano y Juan Manuel Fócil, del PRD; Pedro Jiménez León, de Movimiento Ciudadano, así como del viable independiente, Oscar Cantón Zetina, un hueso duro de roer que seguramente dará buena pelea.

ROGELIO RODRIGUEZ JAVIER VA POR COMALCALCO

En la “Perla de la Chontalpa” sólo hay una persona que le puede arrebatar el gobierno municipal a Morena. Se trata de Rogelio Rodríguez Javier, quien goza de la simpatía de miles de priistas que se han manifestado a favor del político comalcalquense para que sea el abanderado tricolor a la alcaldía.

El exalcalde ha manifestado que tiene la seguridad de ganarle a quien se le ponga enfrente, dado que no es ningún improvisado, pues goza de la experiencia necesaria para velar por los intereses del pueblo de Comalcalco. Además, conoce el cómo, cuándo y dónde ir a gestionar recursos en las dependencias federales y organismos descentralizados de la Federación y, por lo tanto, de resultar positivos sus objetivos, se augura para ese municipio un desarrollo sin precedentes.

Por ahí pican piedras también, pero sin fuerza electoral: Jaime Hernández Córdova, Agustín Somellera, Ángel Ramos Romero, Amada Cortina Pereyra, Ingrid Rosas Pantoja, David Méndez de la Cruz y Alejandro Medina Custodio. Por tanto, Rogelio Rodríguez podría ser quien se enfrente a Neyda Beatriz García Martínez, que es la más viable abanderada del PRD en esas tierras comaleñas. Es Todo, nos leemos en la próxima… Ya es diciembre y huele a Navidad.