CHAPALEO

Por: Samuel García Villegas

 master_villegas@hotmail.com

 

¿Masoquistas?

 

 

HAY UNA sola palabra que se puede aplicar a la persona que goza con las situaciones desagradables o dolorosas; que experimenta placer con el dolor o que le gusta ser maltratada verbal o físicamente: “masoquista”.

BIEN ANALIZADO este concepto, llegaremos a la conclusión ¿estamos abusando de esa palabra? o ¿en realidad hay masoquismo en  aquellos personajes que sin preocuparse por los resultados  se lanzan a la palestra y en menos que canta un gallo pierden su prestigio logrado a través de muchos años?. Claro, cuando se gana honestamente.

SALE ESTE comentario a raíz del proceso electoral que ya está tocando puertas  y que conlleva  a muchos políticos a  perder reputación.

SI OBTIENE el triunfo ¡¡qué bien!!  Aunque le siga lloviendo en su milpita durante todo su período gubernamental y a veces hasta más como sucede en algunos casos, pero dinero mata carita. ¿Y si pierde?

CIERTO O no, por el secreto que guardan las redes sociales muchos se animan hasta  a tratar de sinvergüenzas a personajes que ostentan maestrías o doctorados en las mejores universidades del mundo, que se regodean con economistas,  cultureros y señorones de la alta sociedad.

PUES ESO está ocurriendo con los aspirantes a presidente de México.

¿ESTARÁN DISFRUTANDO  de lo que se dice de ellos en todos los medios de comunicación y en las redes sociales? ¿No les encenderá el foquito  su  remordimiento de conciencia?  Por ese solo hecho se les ha perdido el respeto.

EL SADISMO dice Naomi Klain es “el dolor preciso en el punto preciso en la cantidad precisa”

Y ESTAMOS ahorita en ese proceso que nos desahoga, que nos divierte, que nos hace vivir dándole al cliente “dolor preciso, en el punto preciso y en la cantidad precisa”

COMO BIEN decía el “Cabo de Turno” mi extinto amigo Pedro Luis Hernández Sánchez, “hay gente que no le teme al señor omnipotente”

Y CLARO que hay más, mucho más, pero por hoy me voy no sin antes recordarles una frase que me encontré en la canción “el problema no es problema” del cantautor Arjona “el problema no es que mientas, el problema es que te creo”