Corte de Caja

José Martínez


La sociedad se debe involucrar en la prevención de la violencia

El tema de la seguridad pública es uno de los más sensibles para la sociedad mexicana. Dicha situación dio un salto desde hace diez años en la administración de Felipe Calderón cuando se decidió iniciar el combate frontal a la delincuencia organizada, usando como escudo las fuerzas armadas.
El saldo de esta guerra es de miles de muertos y otros miles de desaparecidos. La situación ha movido al Estado mexicano a buscar diversas estrategias para contrarrestar los niveles de violencia que hemos alcanzado.

Algunos de ellos, los menos, involucran la participación de la sociedad, y todavía menos son los que incluyen a ese sector de la población tan vulnerable a ser cooptado por la delincuencia organizada: los jóvenes. Algunos en condiciones de desempleo y sin oportunidades de estudiar, caen de manera fácil, y se enrolan en acciones que los llevan a perder el sentido de los que marca lo social.

A nivel federal se creó el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred), el cual destina recursos a los estados para trabajar en acciones de prevención. Entre ellos con los jóvenes que se involucraban en actividades deportivas, formación para el trabajo y otras de forma lúdica cuyo fin es alejar a los jóvenes de las garras de la delincuencia.

Sobra decir que el gobierno federal ha desahuciando presupuestariamente al programa debido a los recortes.

A nivel estatal uno de los programas sociales en las que se trabaja con jóvenes es el de Comparte tu Tiempo, un programa del DIF que ha logrado mover a más de 50 mil jóvenes en todo el estado, involucrándolos en actividades de compromiso social, en la que conocen y comparten experiencias con otras personas que viven situaciones de vidas diferentes.

Por su gran éxito el programa se ha institucionalizado en el estado para darle continuidad y no muera cuando entre una nueva administración.

Por fortuna hay algunas iniciativas de la sociedad mexicana para involucrarse en la atención a la inseguridad y la violencia desde diversas vertientes. Hay quienes asumen una actitud totalmente radical y quieren tomar justicia por propia mano, lo cual a la larga es contraproducente y afecta a los vecinos que quieren vivir en paz.

Hay también quienes desde una óptica más propositiva han creado sus observatorios para evaluar los resultados de las políticas públicas relacionadas con la seguridad ciudadana, con mejores resultados, incluso en algunos estados como Tabasco se les ha abierto las puertas para analizar en conjunto con las autoridades responsables sus análisis y propuestas de mejoras.

Es una forma de involucrar a la sociedad en temas de seguridad de manera plural, porque además es una responsabilidad compartida que a todos nos atañe. No podemos quedar fuera por más expertos que se asuman los que manejan los programas gubernamentales al respecto.

Todas estas acciones tienen que ser matizadas y sobre todo encaminadas al nicho de los jóvenes para ir formando ciudadanos responsables. Continuar creando novedosos programas e involucrarlos, sin una censura, más bien dejar que se expresen y mantengan el sentido social. La tarea es compartida. Bienvenidas las iniciativas en bien de la comunidad.

HABERES
EL GOBERNADOR Arturo Núñez puso en marcha la segunda fase de la tercera entrega de nuevas unidades de transporte público y la puesta en operación de la semaforización vial de los corredores. Los taxistas y conductores del transporte deben poner su parte para construir una cultura del respeto y la eficacia. Las autoridades deben ser más estrictas para que los esfuerzos del gobierno den resultados.