DE CARA A TABASCO

 

RUBÉN ARCEO

 

*****OTRA VEZ LA BURRA AL TRIGO

 

Lo que sucede de nuevo en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, no es aceptable de ninguna manera, pues la falta de planeación y previsión, impacta en la economía de los trabajadores, daña a la sociedad, por las acciones de protesta y mete a la UJAT en el terreno de no cumplir con lo que establece la ley, que señala que es hasta el día de hoy 20 de diciembre como fecha límite para el pago del aguinaldo.

Ni en sus inicios esta casa de estudios había reflejado lo que hoy vemos.

Por segundo año consecutivo, nos muestra que las cosas en la UJAT no están como pregona el actual Rector José Manuel Piña Gutiérrez.

Según trascendidos, el año pasado tuvo que intervenir el secretario de Gobierno para solucionar el problema y este día se habla de que había un diálogo de nueva cuenta en la Secretaría de Gobierno.

Cuándo no se tiene la capacidad para solucionar un problema, se rebasa a quien tiene que hacerlo y en este caso, el actual rector ha sido rebasado.

Independientemente que gracias a ello miles, pero miles  de personas ajenas a esa falta de capacidad de administración de los recursos, desde el día de ayer han pagado las consecuencias originando daños a su economía y más.

Cientos no llegaron a sus trabajos por los bloqueos de los trabajadores universitarios, y por supuesto son ya sujetos  descontarles el día.

Miles tuvieron problemas para salir o regresar a sus casas, hacer sus compras, llegar a las citas médicas  etc.

Desde ayer se dieron connatos de enfrentamientos entre bloqueadores y ciudadanos.

Este problema originado por falta de pago en la UJAT, impacta a nivel sureste, pues afecta las dos únicas vías de paso.

Vemos que a pesar de que se habló de que en la UJAT, se trabajaría con un amplio programa de austeridad para evitar que estos problemas que se iniciaron desde el año pasado, se repitieran este año y sin embargo, desgraciadamente, se repitió la historia y peor aún pues ni la primera  quincena les habían pagado.

Es triste, pero nos refleja que la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco está en quiebra, lo cual nos señala que hay errores en su autonomía de manejo de sus recursos, situación que  nos indica que erróneamente se han “manejado los dineros” y que así será cada año lo que impacta a una sociedad que no tiene ninguna culpa de lo que acontece en esa casa de estudios

A pesar de las declaraciones al vapor realizadas por el rector, en el sentido de afirmar que las prestaciones de fin de año estaban aseguradas, “dado que están presupuestadas de manera correcta”  (14 Nov.2017), la realidad nos muestra otra cosa.

Desmintió  que la UJAT esté en quiebra técnica y afirmó que era una mala interpretación.

Sin embargo, lo que ve la sociedad parece desmentirlo.