CHAPALEO

 

     Apareció el tío-abuelo

                   Por: Samuel García Villegas

                   master_villegas@hotmail.com

 

TODO PARECE indicar que los precandidatos en vez de aprovechar los espacios publicitarios para promover su imagen y la de su partido, les es más productivo privilegiar la de sus contendientes.

LOS TRES precandidatos a la presidencia de la república en plena campaña aparentan realizar una lucha por acabar con sus opositores. “Ese PRI corrupto se tiene que ir”, dice el panista don Ricardo Anaya. Y el PRI feliz porque su contrario lo promueve  en sus discursos.

AL ESCUCHAR los comentarios acerca de la calidad de los partidos de viva voz de sus representantes en esta contienda, me doy cuenta que no son buenos ni malos, sino todo lo contrario.

LO UNICO novedoso en la nueva tecnología es el diseño de los promocionales porque en los discursos no hay nada nuevo más que promesas, como aquella con la que un aspirante se compromete a construir un canal en la región del istmo de Tehuantepec  y cinco refinerías. Entre otras cosas fantasiosas.

Y YA en territorio tabasqueño hay aquellos que después de haber  disfrutado de las mieles del dinero y del  poder en sus tiempos de diputados locales, federales y hasta  alcaldes, hoy en sus discursos de campaña se preguntan por qué a los precandidatos de otros partidos no se les hace responsable de sus errores.

Y ME gustó aquel fragmento del mensaje de uno de ellos que dice “en el lamento y en el río revuelto se han privilegiado los vivales”. ¿Qué queeee?. Y la gente que escucha pero no oye, les aplaude a rabiar. 

Y EL más pequeño de los tres, habla sobre los satisfactorios resultados que le dio en su tiempo de gobierno trasladar las oficinas a la calle, porque eso le permitió mantener contacto directo con la ciudadanía.

Y CLARO que hay más, mucho más, pero por hoy me voy, no sin antes comentarles que los aspirantes de todo se valen, como es aquel que hasta ahora después de más de cien años de fallecido encontró al tío-abuelo.