Cayuco

Enrique Muñoz González

 

“Es una perversión que se considere desvió

de recursos, la ayuda humanitaria en

casos de emergencias por una catástrofe”.

Lili Tellez

 

RECURSOS DE CAMPAÑA A LA RECONSTRUCCIÓN

 

La situación que vive el país en estos momentos es de emergencia. Ha sido afectado por varios fenómenos naturales en poco tiempo, lo mismo huracanes, que terremotos y aunque la ayuda fluye, –la solidaridad ciudadana está de manifiesto– y el compromiso del Gobierno Federal es de apoyar a los damnificados en las actividades de reconstrucción, se desconoce cuánto tiempo podrá llevarse para tratar de volver a la normalidad.

 

Desafortunadamente con los efectos de los huracanes y los sismos del 7 y 19 de septiembre, hay más de 3 millones de mejicanos damnificados, sin cuantificar todavía el daño que se tiene en la capital del país; en los centros de acopio se reciben todo tipo de productos, agua, alimentos enlatados, ropa, medicamentos, pañales, pero no es suficiente, para levantar sus viviendas, recuperar los caminos, se requiere mucho más que eso.

 

De acuerdo a datos aportados por José Antonio Meade se cuenta con un recurso estimado por 9 mil millones de pesos en el FONDEN, donde desafortunadamente hay muchos trámites burocráticos que realizar, y a juzgar por la magnitud de los daños, no va a alcanzar esa cifra, de allí que se apela a la solidaridad internacional para que también se realicen depósitos en efectivo a cuentas bancarias. La emergencia pues se volverá más crítica, por la falta de recursos a tiempo para comenzar la reconstrucción.

 

Y dinero si hay en nuestro Méjico, aunque no para la emergencia y esas incongruencias son las que generan malestar social. El INE aprobó en agosto pasado un recurso millonario para los partidos políticos, dentro de las prerrogativas y los gastos de campaña que va a tener, algo así como 13 mil millones de pesos, a lo que muchos ciudadanos han expresado a través de las redes sociales que una parte de ese dinero se reoriente para la reconstrucción, resulta que no se puede, acusaría el INE a los partidos de desvió de recursos.

 

Resulta en verdad un agravio a la población, principalmente los que están damnificados por los huracanes y los sismos, que el INE le de prioridad al derroche, por encima de las necesidades de reconstrucción, que ha merecido la ayuda internacional y de acuerdo al sentido común, eso si urge y no el hecho de que los partidos políticos vayan a derrochar en campañas, incluso llegando a los sitios afectados para pedir un voto. Esta insensibilidad de los consejeros electorales es insultante, dicen que se debe cumplir con la ley.

 

En efecto, la ley establece que el financiamiento de los partidos políticos cómo se debe ejercer, no hacerlo seria caer en desvíos de recursos y querer modificar el marco legal para que se ejerza un porcentaje en la reconstrucción, dicen no daría tiempo, además de que las leyes no son retroactivas y en el remoto caso que se modificará la ley, entraría en vigor a partir del momento de su publicación. Vaya dilema, hay dinero para el derroche de partidos políticos y se tiene que pedir hasta ayuda internacional para damnificados.

 

Luego del temblor del 7 de septiembre y quizás para contrarrestar las críticas por no haber cancelado su viaje por el extranjero, Andrés López Obrador dijo que Morena destinaría el 20% del recurso que les dará el INE para ayudar a los afectados de Chiapas y Oaxaca; los consejeros electorales le dijeron que no, y si lo hace, viola la ley por desvio de recursos, teniendo que sujetarse a las sanciones que para el caso se tengan previstas.

 

Ahora con el temblor del martes 19, ha vuelto a darse la iniciativa de quitarles por lo menos el 20% de los recursos autorizados a los partidos políticos, para la reconstrucción; las múltiples voces ciudadanas mencionan,  ese dinero, en lugar de despilfarrarlo en las campañas, que se destine a favor de los que perdieron sus viviendas. Lo lamentable, la postura del INE, en insistir que para ellos es prioritario el derroche, que ayudar a los mejicanos que están sufriendo por los fenómenos naturales.

 

Algo se puede hacer, si hay suma de voluntades con un acuerdo es posible evitar caer en lo que dice el INE seria desvió de recursos; quizás sea necesario un decreto presidencial, pero algo se debe hacer porque son muchos los mejicanos que sufren en estos momentos, hay disponibilidad de recursos para tareas que no son tan prioritarias, y por una actitud sustentada en términos legales, dejarlos a esos mejicanos sin la oportunidad de lograr superar la adversidad en menor tiempo. Entiendo que se trata de un populismo, sin embargo es tiempo de frenar recursos para partidos cuando hay otras prioridades.

 

El ejemplo de solidaridad que miles de mejicanos han puesto al acudir como voluntarios, enviando productos a los centros de acopio, debería ser el principal motivo para que los consejeros del INE actúen de manera congruente; si en enero dieron marcha atrás a la construcción de un edificio millonario, y se supone se redujeron sus salarios, no se entiende porque ahora quieren darle prioridad al derroche, ante las necesidades de quienes han sucumbido ante los sismos y huracanes. La reconstrucción no puede esperar.

 

LA PIRAGUA

 

Al menos Enrique Ochoa Reza del PRI ya dijo en sus redes que buscará al INE y la SHCP para encontrar los mecanismos que permitan hacer donativos, advirtiendo que debe evitarse la simulación y el oportunismo de cualquier acto político. Y es que al final de cuentas, no es dinero personal de nadie, es producto de los impuestos que pagan los mejicanos. Los otros dirigentes partidistas siguen guardando silencio, como si no les doliera lo que están viviendo millones de mejicanos.