Corte de Caja

José Martínez


Migrantes con libre tránsito; Maras, el nuevo fenómeno


De acuerdo al coordinador del Movimiento Migrantes Mesoamericano, Rubén Figueroa, el efecto de las acciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el endurecimiento de las políticas migratorias en aquel país, ha disminuido la entrada de migrantes a México.

Sostuvo que los centroamericanos que entran por la frontera sur bajó a un 50 por ciento, y que los operativos en Tenosique y una parte de Chiapas continúan siendo fuertes y constantes, donde impera -según Rubén Figueroa- por parte del Instituto Nacional de Migración las extorsiones y secuestros. Los migrantes se encuentran también bajo la amenaza de la otra delincuencia organizada.

Una fuente más de información es fray Tomás González Castillo, director de la Casa Migrante La 72, en Tenosique, quien en repetidas ocasiones ha declarado sobre la ruta migratoria, la cual es utilizada por las autoridades del INM para sembrar miedo entre los que buscan pasar por Tabasco hacia el norte.

En su momento el gobierno del estado declaró que hay respeto sobre los derechos humanos de los migrantes. Hasta el momento no se ha escuchado algún indicio de ataque en contra de ellos por parte de las autoridades estatales. Hay un libre tránsito, y siempre y cuando no infrinjan la ley, nadie puede quitarles su libertad.

Existe una diplomacia que hace tener una comunicación permanente entre los países de dónde vienen. Igual, la atención, vigilancia y protección se ha convertido en un triángulo que va de la mano para resolver los problemas y evitar caer en desobediencias a la ley.

Aunque existe una realidad: la migración está planteada en la agenda de seguridad nacional que abarca a Chiapas, Tabasco y Veracruz y representa un problema social, cuya ruta tal vez culmine en el norte, o en alguno de estos estados.

La otra realidad es la violencia que padecen estos países, especialmente Honduras, Salvador y Guatemala, de donde provienen la mayoría de los migrantes.

Ese otro triángulo, donde reina la inseguridad, representado por el narcotráfico, las pandillas y trata de personas, caen en un punto trágico: la muerte.

Por otra parte, en un comunicado de fecha 25 de julio y expedido en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, se habla de un problema mayor, el combate frontal entre las autoridades y la Mara Salvatrucha y Barrio 18 en la Frontera Sur, bandas que tratan de huir para llegar a los Estados Unidos, pero antes deben pasar por esta frontera, lo que incrementa un riesgo por los delitos que puedan cometer.

De acuerdo al documento oficial, el Fiscal General del Chiapas, Raciel López Salazar, sostuvo que ya han implementado acciones para detener a líderes de estas células.

Con estas acciones, se tiene conciencia que las políticas migratorias se han endurecido en México, sobre todo, porque el flujo de migrantes viene a la baja, pero las pandillas empezaron a tener presencia en esta zona.

La migración, de todas formas, debe ser motivo de cuidadosa atención porque cada vez son más los extranjeros indocumentados que se quedan en nuestro territorio, en especial en Tabasco y los estados fronterizos.

HABERES
EL PRD local le pide a Raúl Ojeda que se defina, que no juegue al gato y al ratón. “Si su apoyo es hacia AMLO, adelante, pero debe renunciar al partido”, indicó Candelario Pérez, dirigente de los amarillos. Aunque el ex secretario de Gobierno declaró que él no se quiere irse del PRD, y en caso de que lo quieran expulsar se defenderá. El antiguo mentor de Ojeda, el panista Juan Rodríguez Prats quiere que el jonuteco se quede en el PRD y hasta pretende promoverlo en el PAN. Enredos de la grilla.