RUBEN ARCEO

*MOTIVOS DE LOS ATAQUES

La furia en las redes sociales, en Tabasco es fácil de encender y más por la política.

Los troles, son los mejores para tal fin.

Es parte ya de esa neo cultura creciente cada día, como parte de la “modernización” o los avances tecnológicos.

Pero hoy manipulados políticamente, encienden en un instante los ánimos sociales  en contra de quien esté en alguna posición o bien aspiren a otro cargo.

Hoy en día en las redes sociales, son el mejor medio para iniciar todo tipo de ataque, más nunca para reconocer cuando las cosas se hacen bien.

Por parte de los vividores de la política, es su mejor herramienta para verter su odio o encono.

Simple, muchos replican o comparten sin saber el origen la causa o la razón  persona

Si alguna persona, publica lo que a su juicio esté bien o mal, la furia se hace presente y por el poder del dedo quieren linchar a quien no esté de acuerdo a su forma distorsionada de ver las cosas.

Es la razón de la sinrazón, que nos muestra que se ha perdido el más común de los sentidos.

Ahí es donde vemos que el poder del dedo, convierte a muchos de intransigente, intolerantes etc.

Hoy sentimos que sólo nosotros tenemos la verdad y sabemos cómo se hacen las cosas y todos los demás están mal.

No importa, quien  escriba o bien vierta una opinión, la intransigencia sala por sí sola

No importa quién sea la persona que escriba algo: maestro, doctor, licenciados, amas de casas, estudiantes, obreros etc.

Lo importante es desacreditar todo lo que se pueda y calificarlo, de tonto, sucio, vendido, etc.

Con eso mostramos simplemente lo que somos.

*En Tabasco varios ex gobernadores y ex funcionarios, no cumplieron con todas sus obligaciones y deberes.

Como simple ejemplo,  no pagaron por 20 años a CONAGUA  y ahora se ha conseguido condonar ese adeudo, según comunicado oficial.

De ser así hablamos de la administración de Roberto Madrazo, Enrique Priego, Manuel Andrade y Andrés Granier.

Según esto fue un acto irresponsable por parte de esa administración, al quedar a deber, no pagar etc. lo relativo a esos derechos.

Y nadie de los que acostumbran a ser acusadores, levanta hoy la voz y exige que por lo menos sean inhabilitados.