Un juzgado turco sentenció a una mujer a pagar una compensación económica a su marido, luego que este se dañara una mano al momento de golpearla.

Según la información que entrega el diario Milliyet, el caso fue visto por un Tribunal Penal de Ankara, el que basándose en un informe forense que determinó heridas tanto en el hombre como en la mujer, multó a ambos cónyuges con 1.000 euros. Sentencia que posteriormente fue suspendida.

La mujer tras ser golpeada buscó refugio en la casa de un vecino, y luego fue trasladada a un centro de acogida donde el marido siguió maltratándola cuando acudía para visitar a su hijo.

Durante la audiencia, la mujer no denunció al marido por maltrato por temor a que su padre la obligara a casarse con otro hombre si se separaba y volvía a la casa de sus progenitores.

COMPARTIR