José Gase/CIUDAD DE MÉXICO.-Hace un año y siete meses que se anunció la captura de Joaquín, El Chapo, Guzmán, entonces líder del Cártel del Pacífico; sin embargo, pese a estar preso, su grupo criminal se ha expandido a ahora a Reino Unido en donde ha pactado una alianza con una mafia rumana para el trasiego de cocaína.

El diario británico The Times reportó que de acuerdo con la Agencia Nacional Criminal (NCA; por sus siglas en inglés) el cártel mexicano, “famoso por las decapitaciones masivas y la brutal tortura”, trabaja de la mano con gánsters rumanos asentados en Liverpool para el tráfico de la droga a través de vehículos pesados.

El periódico detalla que desde Venezuela y Ecuador, principalmente, el Cártel del Pacífico transporta grandes cantidades de cocaína en vehículos de carga que viajan en barcos, los cuales arriban a distintos puertos como en Londres, Dover, Felixstowe, Folkestone, Harwich y a los túneles del Canal de la Mancha, donde la mercancía es distribuida.

Según la NCA ambos grupos criminales logran ingresar al año cerca de 100 toneladas de cocaína al Reino Unido, aunque la mayor parte, indica, es incautada por las autoridades.

La inteligencia indica que un grupo criminal rumano es suministrado por un grupo delictivo mexicano, vinculado al Cártel del Pacífico. Se estima que esta red delincuencial continuará suministrando grandes cantidades de droga clase A al Reino Unido”, dijo un portavoz de la NCA, detalló el diario.

The Times además precisa que aun cuando la Europol alertó en 2013 de la presencia y expansión de los cárteles mexicanos en Europa, ninguna nación ha solicitado a la agencia ayuda para hacer frente a esta situación.

El diario mostró su preocupación por el impacto que pueda tener el Cártel del Pacífico en reino Unido en la violencia y el tráfico de droga.

La participación no declarada del brutal Cártel del Pacífico suscitará preocupación por el impacto que tendrá el grupo en el incremento de la violencia por el tráfico de droga en Reino Unido, en donde ha habido un aumento de los crímenes perpetrados con arma de fuego y de la utilización de niños de hasta 12 como mulas para transportar drogas desde las ciudades hasta las áreas urbanas”, se lee en el reportaje.