Venezuela.- El país amaneció hoy convulsionado políticamente, agravado luego de la detención en sus domicilios a primera hora de los líderes políticos opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma.

Ambos fueron detenidos pasada la media noche del lunes por presuntos efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), según muestran videos.

En el video de la detención de Lezama se ve con claridad a los agentes del SEBIN, inclusive una mujer, trasladando al alcalde metropolitano de Caracas a la salida de su domicilio, de donde es llevado con rumbo desconocido abordo de una camioneta de esa agrupación.

Los arrestos de Leopoldo López y de Antonio Ledezma son para atemorizar a la oposición y desmoralizarla, denunció en una primera reacción el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (Congreso) de Venezuela, Freddy Guevara

López fue sacado a comienzos de julio de su reclusión en la cárcel de Ramo Verde, en la ciudad de Los Teques, para que cumpliera su condena en arresto domiciliario, luego que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le anunciara la medida por razón humanitaria. Tenía más de tres años en la cárcel.

Ledezma fue detenido en enero de 2015. Fue enviado a la cárcel pero luego se le otorgó el arresto domiciliario para que se sometiera a una operación de hernia ese mismo año. Tenía prohibido hacer declaraciones de corte político.

PLANEABAN FUGARSE

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela aseguró hoy que los opositores Antonio Ledezma y Leopoldo López planeaban fugarse y por ello les fue revocado el arresto domiciliario en que se encontraban y fueron llevados de nuevo a la cárcel.

“Se recibieron por fuentes de inteligencia policial información que daba cuenta de un plan de fuga de dichos ciudadanos, por lo cual y, con la urgencia del caso, se activaron los procedimientos de resguardo correspondientes”, señala un posicionamiento de la corte.

Dos tribunales de Caracas, explica el comunicado, revocaron las medidas de casa por cárcel “una vez verificado el incumplimiento de las condiciones impuestas para que se mantuvieran bajo arresto domiciliario”.

El Supremo sostiene que las condiciones impuestas a López no le permitían realizar ningún tipo de proselitismo político, debido a una sentencia que tiene como “pena accesoria a su inhabilitación política por el tiempo que dure la pena impuesta (13 años y 9 meses)”.

“En el caso de Antonio Ledezma, el Tribunal de su causa le había impuesto como condiciones la obligación de abstenerse de emitir declaraciones ante cualquier medio, caso contrario se revocaría de inmediato la medida otorgada”, agrega el comunicado.