JOSÉ GASE

Ciudad de México.- Si el próximo lunes se impide el inicio del ciclo escolar 2016-2017, la autoridad tiene justificado el uso de la fuerza pública, comentó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos.

El empresario confió en que el gobierno va a imponer el Estado de derecho, lo que implica que no haya bloqueos a carreteras, que los comercios operen y que los niños y jóvenes estudiantes tengan el derecho de recibir educación.

“El gobierno federal tiene que hacer valer su autoridad y, en caso de que se impida por cualquier grupo que una escuela, cualquiera de ellas, no inicie labores, que se imponga incluso la fuerza pública”, dijo en entrevista durante el Foro Empresarial Anticorrupción.

De Hoyos dijo que esperan que el gobierno haga honor a sus promesas y el próximo lunes no haya una sola escuela sin abrir sus puertas.

“Es una obligación impostergable hacer valer ese derecho”, afirmó.
Reconoció que la preocupación fundamental del Estado es otorgar a los niños la educación que deben recibir, porque de no hacerlo manda una mala señal al exterior.

La CNTE realizará una reunión mañana para confirmar si continúa su paro o vuelve a clases el lunes.

COMPARTIR