Por Sara Amador Vera/Foto: Carlos Castro/En la temporada de calor no solo los humanos resienten, sino también las mascotas resultan afectadas por las altas temperaturas, por lo que es necesario tomar algunas precauciones y evitar que se vean afectadas por golpes de calor.

El médico veterinario zootecnista, José Ramón Pérez Álvarez, dijo que en el caso de los perros y gatos explicó que como no sudan, es a través de jadeos que logran exhalar el calor por lo que es importante no dejarlos en zonas con altas temperaturas, ni exponerlos al sol y disminuir sus ejercicios cotidianos.

“Se debe evitar que estén expuestos al medio ambiente, porque la bruma existente y la quema de esta temporada también los afecta, afecta la respiración, el tono respiratorio y algunas otras consecuencias que también a los humanos nos afectan y también nos sucede igual. Es importante darles un baño semanal”

Pérez Álvarez resaltó la importancia del baño y los cortes de pelo ya que así se mantendrán frescos, sin embargo, precisó que no se deben rasurar debido a que se puede llegar a dañar la piel del animal y con las temperaturas puede haber infecciones en la piel de la mascota.

“El manejo del pelaje para estas temporadas se recomienda, en animales que son de cabello largo, se les debe efectuar los coretes adecuados, no raparlo porque el perro sufre de problemas de tipo psicológico posterior a la rasurada. Hay que desgarrapatizarlos, los bichos externos ocasionan comezón, incomodidad y se acrecentar con los golpes calóricos, que pueden ocasionar otras enfermedades”

Los cuidados para las aves son totalmente diferentes ya que los golpes de calor les afectan más

“Para las aves es más peligroso, el ave debe controlarse las temperaturas ya que están considerados dentro del grupo de los animales poiquilotermos, esto quiere decir que no controla las temperaturas, sino que el cuerpo absorbe la temperatura del medio en que se encuentra, lo que puede ocasionar la muerte en el animal, por lo que se deben controlar las temperaturas”

Así como ellos nos brindan su amor, nosotros debemos demostrarles cuanto los queremos, por ello debemos tomar en cuenta y llevar a cabo los cuidados necesarios para que siempre estén sanos y felices.

 

Consejos para protegerlos

 

  1. Dar de beber agua fresca al animal regularmente para evitar la deshidratación. Renovar el líquido a menudo y administrarlo en pequeñas cantidades
  2. No dejar al perro o gato encerrado dentro del coche
  3. Sacar a pasear al animal fuera de los horarios de intenso calor y evitar que haga mucho ejercicio
  4. No encerrar a la mascota en habitaciones sin ventilación
  5. Si el animal vive en un jardín o parque, debe tener una sombra donde cobijarse
  6. En verano, lo mejor es alimentar al animal de noche, para evitar que sufra un colapso
  7. Si se realiza un viaje, es aconsejable llevar abundante agua y hielo y hacer paradas seguidas para que tome aire. Pueden colocarse toallas húmedas en el piso para mantenerlo fresco.

 

COMPARTIR