Por José Gase/CIUDAD DE MÉXICO.- El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, llegó este lunes, a las 12:23 horas, trasladado por la Procuraduría General de la República (PGR) desde Guatemala, tras culminar con el proceso de extradición internacional.

Autoridades reforzaron la seguridad en el hangar de la PGR en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, de donde saldrá el exgobernador custodiado hasta el Reclusorio Norte; ahí comparecerá en audiencia ante un juez penal.

Ya en territorio nacional, en calidad de detenido con fines de extradición, Duarte será entrevistado por personal de la Subprocuraduría de Derechos Humanos para corroborar si fue tratado en conformidad con lo establecido en la ley. Personal médico revisará su estado de salud.

El viaje de Javier Duarte a México inició la madrugada del lunes, a las 04:00 horas, cuando fue llevado a la Fuerza Aérea de Guatemala donde abordó el avión de la PGR.

Javier Duarte, el exgobernador mexicano al que se le adjudica un desvío colosal de fondos públicos, enfrentara un juicio por cargos de corrupción después de su extradición desde Guatemala, donde estuvo prófugo por varios meses.

El proceso contra el exmandatario del estado de Veracruz ha generado muchas expectativas en el país. Se trata de una figura emblemática de la corrupción en México, pues la Auditoría Superior de la Federación, el órgano de fiscalización de fondos públicos, estima que de 2010 a 2015 el gobierno de Duarte habría desviado habría más de 45.000 millones de pesos (unos 3000 millones de dólares) mediante empresas fantasma. Es la cifra más alta de desfalco para cualquier entidad pública mexicana —estatal o federal— desde que la ASF lleva un registro.

Además, el caso de Duarte será uno de los de más alto nivel,  llevados con el nuevo sistema de justicia  acusatorio en México, que entró en vigor formalmente en junio del año pasado con cambios como audiencias orales en vez de expedientes escritos y requisitos más rigurosos para la recopilación de pruebas y el peritaje.