Por José Gase/Ciudad de México.- Mientras la cifra de muertos sigue creciendo, equipos de rescate siguen sacando a sobrevivientes de entre los escombros en la capital del país, mientras las operaciones de búsqueda entraron este viernes en su cuarto día, dando esperanza a los desesperados familiares que esperaban ante los edificios derruidos por un sismo de magnitud 7.1.

Los rescatistas han retirado y roto losas hasta encontrar grietas que permitieron que varios trabajadores se introdujeran entre los restos para llegar a las víctimas e izarlas hasta lugar seguro. En total se rescató a 60 personas en la capital desde el temblor registrado el martes a mediodía, según las autoridades.

Conforme pasan las horas se encuentran menos víctimas vivas y la cifra oficial de muertos subió a 273 en la capital y varios estados cercanos, con 137 fallecidos en Ciudad de México.

RESCATE NO SE DETIENE

El gobierno federal aseguró que no se detendrán las labores de búsqueda y rescate de posibles víctimas con vida, en inmuebles que colapsaron en la Ciudad de México a causa del sismo de 7.1 grados del martes.

El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que esas acciones se mantienen como prioridad.

En San Juan Pilcaya, municipio de Chiautla, Puebla, aseguró que las labores de rescate continuarán “hasta las últimas etapas” que permitan a los rescatistas tener probabilidades de salvar a gente que haya quedado con vida en los escombros.

 

ALZAN ESCOMBROS

El director de Protección Civil, Luis Felipe Puente, reconoció que las retroexcavadoras empezaban a alzar escombros de edificios donde no se había detectado la presencia de personas o donde las montañas de ladrillos y hierros parecían a punto de derrumbarse sobre edificios vecinos.

“Las labores de rescate continúan y no se detendrán”, dijo Puente.