*El salón de sesiones llevará el nombre del excónsul de Guatemala en México

Por Alicia Mateos/Foto: José Luis Notario/A partir de este jueves, el salón de sesiones del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) llevará el nombre Ferdusi Bastar Mérito, uno de los socios de mayor prestigio, presencia y participación de este organismo empresarial, que este año cumple 107 años de su fundación.

Para los directivos de esta cámara, la mejor manera de reconocer a uno de los pilares del gremio de los comerciantes es darle el nombre de Don Ferdusi Bastar a la sala de sesiones.

Y fue como ayer jueves, en el marco de los festejos del 107 aniversario de la Canaco- Villahermosa, el presidente de esta cúpula, Miguel de la Fuente Herrera entregó el reconocimiento a quien por muchos años se desempeñara como Cónsul de Guatemala en México, lo que permitiera una relación bilateral en franca paz y cordialidad con el país vecino.

En presencia de Herminio Silván Lanestosa, subsecretario de Desarrollo Industrial y Comercio de la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo (SDET), el líder de la Canaco reconoció a Don Bastar Mérito como pilar, ejemplo de perseverancia y dedicación en el organismo empresarial, “por eso le dedicamos en su honor el nombramiento de nuestra sala de sesiones del Consejo Directivo de Canaco Servytur Villahermosa”.

A este evento asistieron familias, amigos y socios de la Canaco-Villahermosa para celebrar la distinción a unos de los hombres de mayor reconocimiento en el sector empresarial.

En este mismo evento, se hizo la presentación oficial de la primera acta de sesiones que data del 26 de julio de 1910, que dicta el inicio formal de las actividades de la Canaco en la Ciudad de Villahermosa. Cabe destacar que dicho documento estará celosamente guardado en una vitrina especial a fin de que pueda ser exhibido sin riesgo alguno.

Ferdusi Bastar Mérito es hijo del reconocido poeta José María Bastar Sasso. Su trayectoria es ampliamente conocida por sus aportaciones al sector empresarial de Tabasco pero también a la asistencia social, por lo que desde hace años se unió al Club Rotary de Tabasco para velar por los más desprotegidos. Como Cónsul de Guatemala, también ha sido franco luchador de los derechos humanos de los migrantes. Influenciado por su padre, don Ferdusi es un asiduo lector y escritor en diversos géneros literarios.