*Valora Unicef apoyo de la dependencia estatal a personas en tránsito procedentes de otros países

Por Sara Amador/Por brindar servicios educativos a migrantes en situación de asilo o refugiados, el Instituto de Educación para Adultos de Tabasco (IEAT) es un ejemplo de no discriminación y de garantía del derecho a la educación, manifestó Karla Gallo Campos, oficial nacional de los Derechos de la Infancia del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés).

Gallo Campos, junto con un grupo de integrantes de este organismo internacional de la ONU, realizaron una visita al IEAT, donde su titular, Martha Osorio Broca, les dio a conocer las acciones que realizan para apoyar a las personas en tránsito por el estado, así como el material de estudio que de forma gratuita se les proporciona.

“Venimos a hacer esta visita porque nos interesa mucho la experiencia que ha tenido el Instituto en la educación de niños, niñas y adolescentes migrantes, solicitantes de asilo y refugiados; es una experiencia muy importante e innovadora, porque requieren ver garantizado su derecho a la educación en México, independientemente de sus estatus migratorio, y el Instituto lo está logrando”, dijo la representante de Unicef México.

Después de conocer la Dirección General y de la Coordinación de Zona 03, Karla Gallo subrayó la importancia de que en la entidad se trabaje a favor de la enseñanza de los tabasqueños, pero también de personas que proceden de otros países y pasan por aquí, así como de aquellos que deciden quedarse a vivir en Tabasco.

Eso un ejemplo de no discriminación, aparte que es muy importante para quienes vienen de países vecinos encontrar aquí oportunidades de desarrollo, abundó.