• El costo va de 80 a 500 pesos, según el tamaño y los accesorios

Por José Luis Notario/Comerciantes que se encuentran alrededor de las calles Pino Suárez refirieron que los precios para vestir a los Niños Dios varían entre los 80 y 500 pesos; esto depende del tamaño y los accesorios que requerían.

Como parte de las fiestas decembrina que terminan hasta el 2 de febrero, Día de la Candelaria, diversos comerciantes manifestaron que la venta de la vestimenta del Niño Dios va de acuerdo con su gusto y posibilidades económicas, pero siempre con una gran devoción, dedicación y creatividad.

De igual forma, es esencial el “trono” o silla donde se colocará al Niño la noche del 31 de diciembre y para eso se acondiciona un lugar especial o nacimiento en la casa para que toda la familia e  invitados lo puedan admirar y darle gracias por estar en sus hogares.

Refieren los comerciantes que año con año la venta es muy buena porque quienes acostumbran vestir al Niño Dios con ropa nueva, es la bendición que reciben las familias durante todo el año

El 2 de febrero de cada año, los hogares se preparan para levantar al Niño Dios del nacimiento, ya vestido lo llevan a la iglesia para su bendición. Después de la celebración religiosa, el festejo continúa con tamales, chocolate, café, atole de piloncillo o champurrado y buñuelos. Es el Día de la Candelaria y todo el país lo festeja.