POR MARIO PÉREZ/PARAÍSO, TAB.- Habitantes que viven cerca del paso del río Seco, piden a las autoridades su pronta intervención, toda vez que se continuar las intensas lluvias se podrían originar desbordes del afluente.

Cabe mencionar que este río recorre gran parte de la cabecera municipal y hoy esta convertido en una fosa séptica, pues prácticamente no tiene salida el agua.

El temor de la población es que se registre un desborde e inunde las calles aledañas al mismo, penetrando en las viviendas cercanas, tal como ha sucedido en otras ocasiones cuando en arrecia la temporada de lluvias.

Además de que la corriente que baja de otros brazos del río Usumacinta o Grijalva,  comienzan a hacer presencia en este riachuelo.

Ante esta situación, los colonos pidieron la intervención de las autoridades para el desazolve y la apertura de una especie de bocana que entronque con el mismo río Seco a la altura de la Villa Puerto Ceiba para que este tenga su salida natural al mar y las anegaciones no se hagan presentes en la ciudad ni en zonas catalogadas de riesgo.

De acuerdo a la apreciación de personas dedicadas a la pesca y que tienen que utilizar el afluente como vía para trasladarse hacia su punto de trabajo, las bocanas que tenía el río fueron tapadas convirtiendo el brazo en un estanque utilizado por muchos como basurero, pero sobre todo usado por la Comisión Estatal del Agua y Saneamiento, administración Paraíso, como fosa séptica.

De no encontrarse pronto una reacción positiva por parte de las autoridades, cientos de familias resultarán afectadas, si las lluvias continúan a como lo tiene previsto la Comisión Nacional del Agua.