Por Sara Amador/Desde hace dos décadas, la Secretaría de Salud a través del Hospital Regional de Alta Especialidad Dr. Rodolfo Nieto Padrón, cuenta con una Clínica para la atención de pacientes con labio y paladar hendido, la cual a la fecha integra a poco más de 930 infantes que están en tratamiento, informó José Manuel Díaz Gómez.

En el marco de la celebración del Día Nacional del Labio y Paladar Hendido, el funcionario estatal recalcó que el aspecto quirúrgico de estos padecimientos consta de varias etapas; comienza con la cirugía de labio a partir de los tres meses de edad, y después del año y medio de edad se interviene el paladar, para finalizar el proceso cuando llega a los 15 años, con aspectos estéticos que son opcionales.

Dijo que la evolución de este centro de atención ha sido satisfactoria, y cuenta con el apoyo de especialistas en pediatría, odontopediatría, ortodoncia, otorrinolaringología, terapia de lenguaje, audiología, psicología y nutrición; además, se tiene la modalidad de brindar servicios un día específico, para el adecuado control y seguimiento de los infantes.

Díaz Gómez subrayó que, a los 57 años del Hospital del Niño, se continúa trabajando para mantenerlo a la vanguardia, dar salud y bienestar a niñas, niños y adolescentes que requieren los servicios de esta institución.

En su intervención, Martín Luna García, coordinador de la Clínica en cuestión, recordó que hace 20 años iniciaron el manejo de pacientes con este problema congénito, así como las Jornadas Quirúrgicas anuales en la materia; así también, valoró el apoyo de organizaciones nacionales e internacionales que han visitado la entidad para ofrecer una mejor calidad de vida a quienes reciben el beneficio de las cirugías.

Del año 2003 a la fecha, el nosocomio ha logrado atender a más de 1 mil niñas y niños de Tabasco, Chiapas, Veracruz, Campeche, Quintana Roo y Ciudad de México, enfatizó.

Luna García puntualizó que cada año se registran en México un promedio de 2 mil 600 personas con esta malformación, y señaló que Tabasco se ubica dentro de los diez estados con mayor incidencia anual, con una frecuencia de 46 casos anuales, aproximadamente.