Por Sara Amador Vera/Debido los problemas en materia de seguridad que impera en todo el país, los médicos, al igual que otros sectores de la población, han tomado algunas medidas para no ser presa de la delincuencia, tales como restringir la atención de pacientes por las noches y reducir las actividades sociales y personales a ciertas horas del día, afirmó el presidente de la Asociación Mexicana de Pediatría, José Luis Pinacho Velázquez.

La modificación de los estilos de vida de los médicos no es exclusiva de Tabasco, sino que en diferentes partes del país ya que la inseguridad es a nivel nacional, “tanto en la Ciudad de México como en el interior del país, los médicos somos personas normales, en esa parte y hacemos lo normal, cuando vamos en la calle con la familia en el auto también nos pueden asaltar”, dijo Pinacho Velázquez.

Admitió que como cualquier otra persona, han sido víctimas de diversos ilícitos por lo que han tomado diversas medidas de seguridad dictadas por asesores en la materia, como evitar la misma ruta de siempre.

“Los médicos, por las mismas características del trabajo tratamos de ya no salir de noche a atender a los pacientes, pero también por lo mismo, tratamos de ya no ir a lugares como el cine porque aumenta el riesgo de todo”, agregó.

Comentó que a raíz de los sismos de septiembre que afectó a Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Morelos, se ha observado migración de personas de esas entidades al Estado de México, entre ellos médicos pediatras.