*Pese a que es un peligro, existe un tianguis de venta de petardos

Por Sara Amador Vera/Fotos: José Luis Notario/Además de representar un peligro para la población, la venta de petardos en la vía pública es competencia desleal para los productores de estos explosivos debidamente regularizados por las autoridades, por lo que lanzaron un llamado para controlar la venta indiscriminada en los mercados y en la vía pública.

Gudencio Frías Ocaña, representante legal de tianguis ‘La chispa’, señaló que de manera ilegal y sin pagar ningún tipo de impuestos, los ambulantes de las calles Bastar Zozaya y Pino Suárez, realizan la venta y distribución de pirotecnia y tronadores, situación que repercute en sus ventas ya que muchos consumidores prefieren ir hacia esa zona para adquirir la mercancía y no trasladarse hasta el referido tianguis, lo anterior pese al peligro que se exponen.

“Si nos afecta porque nosotros estamos legales, estamos pagando un permiso federal y estamos pagando impuestos a cómo debe de ser, todo en regla y estas personas nos merman la venta”, expuso y continuó diciendo: “La gente no entiende, aquí tenemos todas los medios de seguridad y allá no se toman esas medidas, la gente está en peligro. Les pedimos a las autoridades que tomen cartas en el asunto para que no salgamos afectados, ni nosotros ni la ciudadanía en general.

Ante ello, dijo, espera que los consumidores hagan conciencia y se trasladen hacia el referido tianguis, ya que cuentan con todas las medias de seguridad especificadas  por la 30 Zona Militar, que es la dependencia que les otorgó el permiso.

“Las medidas de seguridad son las que nos manda la 30 Zona Militar, como extinguidores, agua, arena, pala, pico, hacha y rutas de evacuación, señalamientos de un fumar y tener a la vista el permiso”, apuntó.

Cabe mencionar que en el sitio hay establecidos 12 socios que cuentan con permisos individuales, dichos comerciantes tienen autorizados la venta y distribución de máximo 10 kilos de pirotecnia por consumidor, además que deben estar en un área a 100 metros de cualquier infraestructura física, como casas, empresas y demás inmuebles.